Denuncian que Taiana ya nombró 27 embajadores políticos

La Asociación Profesional del Cuerpo Permanente del Servicio Exterior de la Nación (Apcpsen), que nuclea a los diplomáticos de carrera, decidió por primera vez recurrir al Congreso para alertar sobre el inminente incumplimiento por parte del canciller Jorge Taiana del artículo 5 de la ley del servicio exterior (20.957) que establece un máximo de 25 embajadores políticos que prestan servicio en el exterior.

A través de notas que llevan la firma de su presidente, el embajador Alberto Davéréde, la Apcpsen presentó un escrito ante la Comisión de Acuerdos del Senado ¿donde se examinan los pliegos de los embajadores, entre otros cargos¿, y otro a la Comisión de Relaciones Exteriores de Diputados. Ambos advertían que los nombramientos de José Nun para la embajada del Reino Unido, y Torcuato Di Tella para la de Italia ¿por cierto con un proceso abierto ante la Justicia¿ ¿ llevarán a 27 el número de embajadores políticos, dos más que el tope legal.

El límite volvería a bajar si, por ejemplo, la ahora vacante jefatura de la embajada de Uruguay es ocupada por un diplomático y en el futuro lo mismo ocurra con otra sede en América Latina, las más importantes a cargo de políticos. Pero se descuenta por ahora que Cristina Kirchner buscará para Montevideo a alguien de su confianza o con quien pendan deudas políticas como ocurrió con la oferta aún pendiente que le hicieron al ex senador Rubén Marín. Hubo otra oportunidad con la salida de Jorge Yoma, de México. Pero hacia allí partirá Patricia Vaca Narvaja.

Fuentes de la Apcpsen consultadas señalaron que el panorama es "desmoralizante". Reconocieron que tienen colegas en puestos importantes como el vicecanciller Victorio Taccetti, y el secretario Secretario de Relaciones Económicas Internacionales, Alfredo Chiaradía. Pero ninguno en embajadas clave. Por el contrario, perdieron Londres y Roma, antes a cargo de diplomáticos de carrera. "Utilizan siempre el argumento de que todos fuimos funcionales al menemismo y se olvidan de exigirnos como a servidores públicos", apuntó la fuente consultada.

El panorama tampoco es alentador puertas adentro. Aunque el artículo que lo regula (6° de la 20.957) no establece tope al número de embajadores nombrados por el Ejecutivo para trabajar dentro del país, ya son unos 16 los funcionarios con dicha categoría, que se debe usar "al solo efecto del rango protocolar".

Como los que prestan servicio fuera del país, deben cesar en el momento en que también cesa el Gobierno. Pero se fueron sumando bajo la administración de Cristina, que realizó pocos cambios a los embajadores del período Néstor Kirchner. Sólo por nombrar algunos: el ex intendente de Avellaneda, Oscar Laborde, hoy representante para Integración Económica regional, Mariana Llorente, asesora de política internacional del Canciller; Gloria Bender, directora general de Asuntos Culturales, Carlos Cheppi, ex secretario de Agricultura y hoy asesor de la Cancillería

Comentá la nota