Denuncian presiones en Las Costas por contratos de arriendo

La comunidad Lule de residentes originarios de Finca Las Costas en la zona Oeste de la ciudad, en el límite con San Lorenzo, denunció que varios de sus integrantes son llevados mediante engaños al Gran Bourg para hacerles firmar nuevos contratos de pastaje y arriendo y adjudicó esa responsabilidad al actual administrador Federico Parra.
La comunidad Lule cuenta con personería jurídica y fue constituida en los términos de la ley nacional 26160, que declaró la emergencia en materia de posesión y propiedad de las tierras que tradicionalmente ocupan las comunidades indígenas originarias del país, cuya personería jurídica haya sido inscripta en el Registro Nacional de Comunidades Indígenas u organismo provincial competente o preexistentes.

Finca Las Costas fue declarad reserva natural en 1995, constituye la cuenca productora de agua más importante de Salta, residen allí unas 250 familias pertenecientes a la comunidad Lule que el año pasado resistieron una iniciativa del gobierno provincial que comenzó tareas de urbanización para lotear una parte de ese territorio regularizando un asentamiento denominado La Ponderosa.

La administración de la finca está en la órbita del gobierno provincial y ayer Narcizo Burgos, uno de los miembros de la comunidad, denunció que el actual administrador Federico Parra lleva a la gente con engaños hasta el Gran Bourg y les hace firmar contratos de arriendo y pastoreo, cuando el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI) nos ha informado claramente que no hay más contratos de ese tipo".

Explicó Burgos que Alberto Bonavena, familiar de un nativo fue obligado a firmar un contrato bajo la amenaza de que lo iban a sacar de la finca

Comentá la nota