Denuncian posible delito en la contratación de James

Denuncian posible delito en la contratación de James
El fiscal Comparatore quiere saber quién y por qué contrató al espía en la Ciudad. Oyarbide dispuso allanamientos en los juzgados misioneros. Macri y las escuchas a su cuñado: "A mi padre no le gusta su yerno".
El fiscal federal Luis Comparatore pidió que se investigue quién y cómo contrató a Ciro James, detenido por el escándalo de las escuchas ilegales, como abogado en el Ministerio de Educación de la ciudad, donde revistó un año y medio.

Fuentes judiciales informaron a DyN que Comparatore presentó una denuncia por la posible comisión de un delito de acción pública y le pidió a la Cámara Federal que sortee un juez que instruya la causa.

Mientras tanto, el caso de las escuchas telefónicas realizadas por James volvió a caer en Misiones. El juez federal Norberto Oyarbide pidió allanar los dos juzgados que ordenaron las pinchaduras a distintas personas, cuyas desgrabaciones retiraba en la SIDE el propio James. Entre ellos estaba un cuñado del jefe de Gobierno, Mauricio Macri, quien habló del caso apuntando, curiosamente, a su padre.

Los procedimientos, que hasta pasado el mediodía no se habían concretado, estaban centrados en los juzgados de instrucción 1 y 2 de Posadas, informó Télam. Desde allí, los jueces Horacio Gallardo y José Luis Rey firmaban las órdenes de intervención telefónica que tuvieron como víctimas, entre otros, al familiar de víctimas de la AMIA Sergio Burstein, al empresario Carlos Ávila, a directivos de COTO y a Néstor Daniel Leonardo, marido de Sandra Macri, hermana de Mauricio e hija del poderoso Franco.

James está sospechado de cumplir directivas del renunciado jefe de la policía metropolitana, Jorge "Fino" Palacios, máximo referente en materia de seguridad de Macri. A él reportaba James cuando ambos integraban la superintendencia de Investigaciones de la Policía Federal.

El caso explotó en el corazón de la familia Macri cuando Oyarbide pidió a la SIDE los teléfonos que intervinieron desde Misiones y cuyos casetes quedaban en manos de James. Allí se topó con el celular de Leonardo, enfrentado con Franco y Mauricio Macri, quienes se negaban a su matrimonio con Sandra Macri, según declaró ante Oyarbide.

"Es un conflicto que lleva dos años y es real", dijo Macri sobre el caso, que según él es similar al que "pasa en tantas familias". "A mi padre no le gusta el yerno que tiene, pero no tiene nada que ver con nosotros, con el gobierno porteño", explicó el titular del Ejecutivo porteño.

Macri pidió "que la justicia investigue a fondo" el caso de espionaje. "Nosotros estamos muy tranquilos", dijo al concluir una reunión de gabinete, que se desarrolló en el barrio porteño de Villa Soldati.

Comentá la nota