Denuncian que piqueteros vendían chapas y colchones en V. G. Gálvez

Villa G. Gálvez. — Numerosos vecinos de Villa Gobernador Gálvez denunciaron que algunos piqueteros —a quienes no identifican como habitantes de esa ciudad— estarían vendiendo las chapas que consiguieron gracias a la ayuda social del municipio. Si bien no hubo una denuncia formal, el dato fue confirmado por fuentes municipales, quienes aseguraron que "fue apenas un puñado de sinvergüenzas que pidieron y después vendieron a quienes no habían reclamado". Y aseguraron que se está haciendo un relevamiento exhaustivo para saber quiénes son los que necesitan de ayuda urgente.
Villa Gobernador Gálvez sufrió el temporal del lunes, pero la asistencia social se organizó rápidamente. "Ya desde la misma noche de la tormenta se comenzaron a relevar los daños y se dispuso un mecanismo de contención. Ahora estamos ajustando en detalle este relevamiento porque tenemos que ver cómo manejamos los recursos", dijo una alta fuente municipal a este diario. La zona más castigada es el barrio Eucalipto, en inmediaciones de la estación Coronel Aguirre. "No descartamos que alguien haya conseguido ayuda y después haya vendido lo que se le entregó, pero si fue así no creemos que sea gente de aquí", afirmó el mismo vocero del gobierno local, quien aseguró que "se identificó a gente que vino a pedir a esta ciudad y ya lo había hecho en Rosario".

Además de entregar colchones y chapas, desde el área de Desarrollo Social se intentó contener a los damnificados. A una mujer, por ejemplo, le destaparon el pozo negro que se había desbordado y le había inundado la casa. Esta ayuda también fue aprovechada por algunos, como una mujer que le pidió a la Municipalidad que le comprara un televisor nuevo porque el suyo se había quemado.

No faltaron los vivos. "Hubo sinvergüenzas que pidieron y después vendieron a quienes no habían reclamado", dijeron desde la dependencia, donde supieron que se vendieron colchones por 20 pesos.

La asistencia. La evacuación de pobladores damnificados por la tormenta del pasado lunes tuvo carácter temporario y la mayor parte de ellos ya había regresado a sus domicilios luego de recibir ayuda de dependencias municipales en los distintos centros de integración comunitarios de la ciudad.

Los sectores costeros, los más afectados por la tormenta, lentamente iban recuperando ayer su fisonomía habitual al haberse solucionado los problemas de falta de energía eléctrica y acelerarse las medidas de limpieza con la extracción de las ramas y árboles caídos y la recolección de residuos.

Mientras tanto, la Municipalidad continúa las gestiones ante la provincia para la provisión de bolsones con alimentos, y seguía funcionando preventivamente una cocina centralizada instalada en el polideportivo municipal del Club Sportivo, que abastece a los centros comunitarios El Tigre y La Ribera.

Los piquetes. Aunque no se registraron mayores incidentes en materia de reclamos sociales ni hubo grandes desbordes, un grupo quemó el jueves cubiertas frente a la Municipalidad. No obstante, desde la Intendencia indicaron que no serían oriundos de Villa Gobernador Gálvez, sino que pertenecerían al vecino barrio Las Flores de Rosario.

Desde el municipio villagalvense se informó también que "en algunos aspectos se trabaja junto a la Municipalidad de Rosario, en lo relativo a la atención de sectores periféricos y limítrofes de ambas ciudades".

Comentá la nota