Denuncian "pésimas condiciones de vida" de 200 cosechadores en el Sur

Comenzaron un paro por tiempo indeterminado por mejores condiciones de vida y del precio del cajón de aceitunas que cosechan. "Duermen en el piso y no tienen agua"
Unos 200 cosechadores de aceitunas de la cooperativa Colonia Barraquero, dependiente de la empresa olivícola Villa Atuel S. A. de San Rafael, están de paro desde ayer y por tiempo indeterminado, en reclamo por mejoras en las condiciones de vida a las que son sometidos y por un aumento en el precio del cajón de aceitunas.

De esto habló este viernes por la mañana con El Sol el secretario general de la Unión de Trabajadores Rurales, David Vázquez, y afirmó que "son cosechadores que vienen del norte del país a trabajar a la empresa Villa Atuel S.A. donde los tienen en pésimas condiciones de vida, les dan un lugar donde duermen en el piso, hacinados, no tienen agua potable, ni luz, ni baños".

Sin embargo, lo peor es que "les llenan piletones de agua que les tiene que servir para cocinar y lavarse, pero está sucia y llena de bichos de todas clases" confirmó el sindicalista.

Asimismo, afirmó que la medida de fuerza se debe también a la disconformidad con el precio que tiene el cajón de aceitunas, "se les paga un valor inferior al que está establecido que es de $7.93 y ellos reciben entre $5 y $6 y de manera muy arbitraria, no sé si por parte de la empresa o de la cooperativa Colonia Barraquero que es donde trabajan estos cosechadores".

Respecto de la cooperativa, Vázquez soltó que "ya sabemos cómo trabajan ellos, negreando a la gente y precarizando el trabajo, de esta manera, se alzan con grandes sumas de dinero aprovechándose del trabajador".

La empresa en cuestión se dedica al trabajo olivícola y cuenta con unas 700 hectáreas de olivos, según explicó el secretario general de los trabajadores rurales.

Comentá la nota