Denuncian penalmente a Kirchner y Echegaray por las intimidaciones

El abogado y periodista Alejandro Sánchez Kalbermatten presentó una denuncia penal contra el ex presidente Néstor Kirchner y el titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) Ricardo Echegaray. La presentación fue realizada el viernes 11 de setiembre ante el Juzgado nacional de Primera Instancia en Criminal y Correccional Federal número 12.
El demandante consideró a Kirchner como "actual mandatario de facto que intenta dirigir los destinos de la República Argentina sin la debida legitimidad de la investidura presidencial". A éste hace responsable el denunciante por "los numerosos actos de hostigamiento, intimidación y coacción desplegados hasta la fecha respecto del holding citado (Grupo Clarín), como también de otros medios de prensa, periodistas y multimedios", según figura en el texto de la demanda.

También extiende el reclamo sobre Echegaray a quien atribuye haber "desplegado similar conducta llevando a cabo espectaculares operativos y allanamientos en el grupo Clarín... en una muestra de un claro abuso de autoridad y de cargo, con idéntica finalidad que la del ex Presidente". Y sostiene que el jefe de la AFIP "debe ser investigado por su presunto incumplimiento de sus deberes de funcionario público".

En la presentación judicial, se recuerda también el discurso de Néstor Kirchner del 9 de marzo de este año, cuando "desafió con nombre y apellido al grupo Clarín, en la recordada frase '¿Qué te pasa Clarín? ¿Estás nervioso?'".

"El acto de enviar 200 inspectores de la AFIP a varios medios en vísperas del tratamiento de la Ley de Medios Audiovisuales constitute por su oportunidad, una visible maniobra de intimidación en una democracia", plantea.

Por último, reclama: "En atención a la gravedad de la situación, y previo a citarme a ratificar esta denuncia, deberá ordenarse al Honorable Congreso de la Nación que se abstenga de tratar el Proyecto de Ley de Medios Audiovisuales sobre el cual el denunciado principal ejerce actos de coacción e intimidación para obtener su aprobación hasta el próximo 10 de diciembre de 2009".

Comentá la nota