Denuncian pacto secreto

Fiel al estilo "Lilita", el presidente de la UCR, Gerardo Morales, salió con los tapones de punta y "dio para que tengan". El que más la ligó fue Francisco De Narváez, a quien acusó de arreglar por atrás con los K, "para recuperar toda la plata que gastó en la campaña"
Tal como vino anunciando este diario, tras las elecciones legislativas del 28 de julio, hay señales de acuerdo entre De Narváez y el Gobierno. De este modo, el enfrentamiento de campaña resultaría ser una pantomina que escondió lo inexorable: el acuerdo entre "El Colorado" y "Néstor".

Quien hizo hincapié en ese arreglo fue el titular de la UCR, Gerardo Morales, que aseguró que el diputado Francisco De Narváez va a empezar a "recuperar la plata que gastó en la campaña; esto ya se está viendo con el tema del fútbol, con acuerdos rápidos" con el Gobierno, cuestionó el dirigente opositor.

Con esas palabras se refirió al arreglo que alcanzó el Gobierno con la AFA para transmitir los partidos por Canal 7, y que también incluye a América, canal en el que De Narváez tiene acciones.

Sobre la vida interna del oficialismo y el PJ disidente, Morales puntualizó que "los legisladores que aún siendo racionales y que creen que el Gobierno está mal y que se equivoca, van a seguir orbitando en el Frente para la Victoria", y señaló a Carlos Reutemann como responsable de "una situación de desequilibrio institucional", supuestamente "radicada en el PJ".

"El problema fue Reutemann. Tiene que recargarse las pilas y dejar las peleas mediáticas", le aconsejó, y también consideró que, hasta que "en el PJ no haya recambio, los legisladores van a seguir apoyando al kirchnerismo".

Morales, cuestionó así a casi todo el resto del arco opositor por la imposibilidad de "ponerle un freno al Gobierno". Ni "Pino" Solanas se salvó. Dijo que el electo legislador porteño, tal "como ya había" señalado el Acuerdo Cívico y Social, "iba a terminar cerrando en algunos temas con el Gobierno" y teniendo "una actitud vacilante".

Chau diálogo

Por otra parte, el presidente del radicalismo aseguró ayer que el diálogo con la Casa Rosada "está terminado". Morales, que acudió al diálogo con el kirchnerismo, señaló que esa instancia "está terminada porque no se puede mantener un escenario de diálogo con un Gobierno que ha gastado la única oportunidad que tenía y tomó la decisión de ir por más". En este sentido agregó: "Saben que se van en diciembre de 2011 y aún me pregunto cómo van a tirar más del mantel".

En otro orden, Morales justificó su participación en el diálogo que había convocado el oficialismo al afirmar que "nosotros estamos convencidos que hemos hecho lo correcto", aunque aclaró que "el problema está en que todavía no tenemos la capacidad de ponerle límites en el Congreso".

Lanzamiento y críticas

El diputado nacional electo por Unión-PRO, Felipe Solá, puso en marcha ayer su proyecto presidencial con un acto en Luján, desde donde advirtió que si el PJ "se encierra en sí mismo" creará "otro partido para buscar la unidad nacional".

"Si nos obligan a tener otro partido lo haremos, con otro nombre si es necesario, pero no vamos a aflojar", enfatizó Solá ante unos 300 dirigentes bonaerenses que llegaron hasta la sede del Sindicato de Trabajadores Municipales de Luján. En su discurso no hubo autocrítica por la grave situación en que dejó a la Provincia, como así tampoco por el apoyo enfático que le dio a Néstor Kirchner durante cuatro años.

El ex gobernador bonaerense admitió que en el seno de Unión-PRO "es posible que haya más de un candidato presidencial". Fue en alusión a Macri, que no descarta sumarse a la carrera presidencial para suceder a Cristina en 2011.

En tanto, Daniel Scioli le restó importancia a las aspiraciones presidenciales del diputado de Unión-PRO, al señalar que "en el marco de la democracia, cada dirigente puede expresar su voluntad a futuro".

Comentá la nota