Denuncian un pacto secreto entre Binner y el gobierno K

A Hermes Binner esta vez le costará explicar su cercanía con el gobierno de los Kirchner. A contramano de los anuncios previos, el gobernador santafesino ordenó a su bloque de diputados nacionales que vote a favor del proyecto oficial de nueva ley de medios y permitió así que la iniciativa superara sin contratiempos el primer paso en su camino legislativo.
Atrás quedaron la conferencia de prensa en la que los legisladores socialistas habían explicitado su opinión contraria al proyecto y hasta las declaraciones de algunos de sus principales referentes apenas un día antes de la sesión. Las conjeturas no se hicieron esperar: desde la Legislatura santafesina se denunció un pacto secreto entre el gobernador santafesino y el ex presidente Néstor Kirchner.

Como informó La Capital en su edición de ayer, la Cámara de Diputados aprobó a la 1.15 y giró al Senado después de más de quince horas de debate el proyecto de nueva ley de medios, sin la presencia en el recinto de la oposición anti-K, que realizó duros cuestionamientos a la legitimidad de la sesión especial y a la modalidad utilizada por el oficialismo para sancionar la norma en poco más de quince días.

El debate se dio en un contexto de cruces de graves acusaciones de la oposición por la velocidad en el tratamiento de la ley, que incluyeron denuncias sobre las ocultas razones por las que los diputados del binnerismo cambiaron su posición en las últimas horas.

El kirchnerismo logró 147 votos a favor, contra 4 negativos y una abstención del ex kirchnerista Miguel Bonasso, que en primera instancia había adelantado que no acompañaría al oficialismo. También sumaron sus votos los peronistas chubutenses, cuyo respaldo estuvo en duda por las posiciones contra el gobierno nacional expresadas por el gobernador Mario Das Neves, quien en los últimos días recibió seis millones de pesos enviados por el gobierno nacional para construir viviendas. El reembolso se interpretó como una forma de comprar el voto de los legisladores de esa provincia sureña.

Moneda de cambio. "¿Cual será la moneda de cambio para que los socialistas hayan cambiado de opinión en forma tan abrupta?", se preguntó rápida de reflejos la diputada provincial reutemista Alejandra Vucasovich, quien opinó que "el voto positivo a favor del gobierno en el apurado tratamiento de la ley oficial de radiodifusión de los diputados del Partido Socialista, mayoritariamente de la provincia de Santa Fe, ratifica el verdadero alineamiento entre el kirchnerismo y el gobierno provincial de Hermes Binner".

Para la legisladora santafesina este alineamiento "da por tierra con las acusaciones que se lanzaron en la campaña que enfrentó a Binner con Carlos Reutemann sobre supuestos pactos poselectorales, lo que en realidad no era más que una operación de prensa para intentar tapar el acuerdo existente entre la gestión K y Binner".

Durante la campaña Binner había dicho que la noche de la elección Reutemann iba a brindar con los Kirchner. Ahora la realidad parece indicar que el ex presidente y su esposa cambiaron de invitados en la provincia de Santa Fe.

La diputada Vucasovich recordó que la semana pasada los socialistas "hacían encendidos discursos en contra de la iniciativa oficial y hasta ayer mismo el ministro de Gobierno y mano derecha del gobernador, Antonio Bonfatti, juraba y perjuraba que los legisladores binneristas se iban a oponer a la ley que compromete el futuro de las comunicaciones en Argentina por décadas", recordó.

"Resulta cuanto menos sospechoso este cambio violento de actitud, con la sanción de una ley que puede llegar a perjudicar en forma notable a los operadores de cable del interior y que, de sancionarse tal como está, deja en forma arbitraria el control de las frecuencias en manos del Estado, sin control parlamentario suficiente", expresó la legisladora peronista.

"Es hora que se expliquen las actitudes de cara a la gente, para poder saber de qué lado de la línea está cada uno y terminar con estas acciones de gatopardismo, con relativas críticas para la popular pero acompañando bajo cuerda cuando se tensa la situación, vaya uno a saber con qué precio de por medio", finalizó Alejandra Vucasovich.

Comentá la nota