Denuncian otro incidente con un Airbus de Air France

Una denuncia del gremio de los pilotos franceses volvió a poner ayer el foco en las debilidades estructurales de los aviones Airbus de Air France. Un Airbus A 320 de la compañía francesa sufrió otro incidente relacionado con las sondas Pitot, que habrían jugado un rol fundamental en la caída del vuelo AF447, que desapareció entre Río de Janeiro y París el 31 de mayo. Pero en esta oportunidad se trata de las nuevas sondas BA ,producidas por la empresa francesa Thales, que habían reemplazado al viejo modelo después del accidente en el Océano Atlántico, que causó la muerte de 228 personas.
El Sindicato Nacional de Pilotos de Línea en Francia explicó que "el incidente" se produjo el pasado 13 de julio, en un vuelo a gran altura entre Roma y el aeropuerto Charles de Gaulle, de París. El episodio con las sondas duró apenas unos segundos y no hubo ningún tipo de consecuencias para los pasajeros de la nave.

"El incidente está vinculado a las nuevas sondas. Duró algunos segundos, sin ninguna consecuencia para los pasajeros y hay un análisis en marcha, en relación con los constructores y la Oficina de Investigación y Análisis", dijo un vocero del sindicato.

La Oficina de Investigación y Análisis es la responsable de la investigación técnica sobre el accidente del vuelo AF447 y estimó que las sondas Pitot son "un elemento, pero no la causa", del accidente.

El avión tuvo "una pérdida brutal de indicaciones de velocidad y, después ,una desaparición de todos los datos anemométricos", según las explicaciones de los pilotos del vuelo Roma-París. Los datos anemométricos están vinculados a la vigilancia de la velocidad del avión.

Luego del accidente del vuelo entre Río y París y bajo la presión de los pilotos, Air France se vio forzada a cambiar las sondas Pitot de los modelos Airbus A320, A330 y A340.

El nuevo caso denunciado ayer se produjo con estas nuevas y reformadas sondas y los pilotos exigen que se cambie de fabricante para esos instrumentos de velocidad. Actualmente es la compañía francesa Thales.

"Hemos pedido a Air France que se investigue para que nos confirmen si estamos en presencia de un mismo tipo de incidente con los mismos efectos de los conocidos desde mediados del 2008. Pedimos el reemplazo de las sondas Thales por las sondas Goodrich por el principio de precaución", exigió el vocero de los pilotos franceses.

Goodrich es una firma estadounidense, que provee las sondas al 70 por ciento de las compañías aéreas en el mundo y no se han registrado problemas con ellas.

Comentá la nota