Denuncian que De Narvaéz ensucia San Isidro.

"De nada valieron apelaciones y recomendaciones para que lo que algunos consideran "folclore electoral", volviera a dañar con enchastres y pegatinas lo que es de la comunidad local, es decir de todos los vecinos de San Isidro" denuncian desde el Municipio.
Mientras la comuna desde las carteleras publicitarias requería campañas limpias y que no se afectaran postes, columnas y paredes para fijar afiches, la Cámara de Comercio e Industria del Partido solicitaba al municipio que "sensibilice a los partidos políticos, organizaciones de distinto tipo y a la comunidad en general, a fin de evitar que los frentes de los diferentes edificios de nuestro distrito sean usados como lugares para pintar consignas y pegar carteles". "Estimamos prudente –decía la entidad- recordar las normas vigentes en materia de publicidad y la conveniencia de mantener el aspecto pulcro de los frentes de edificios, característica distintiva de las ciudades cuyos habitantes poseen cultura y respeto por los bienes públicos y privados".

Pero, instalaciones semafóricas recientemente pintadas de gris, postes, columnas, instalaciones telefónicas y otros componentes del mobiliario urbano, aparecieron enchastrados con pegatinas que muestran la cara de un candidato, el primero, en estos tiempos preelectorales, en ensuciar y dañar bienes comunitarios. Sus seguidores en el ámbito local, que desarrollan dicha campaña, han demostrado no respetar ni a los vecinos ni los bienes públicos.

Así las cosas, habrá nuevamente que limpiar y pintar lo dañado. Y ello insumirá aportes de los vecinos, que podrían dedicarse a salud, educación u otros servicios dicen desde el Municipio.

Mientras tanto, desde la Secretaría de Inspecciones y Registros Urbanos de la comuna se labraron las correspondientes actas de infracción e iniciaron las acciones tendientes a que la fuerza a la que pertenece el candidato, solvente los gastos para reparar lo dañado.

Comentá la nota