Denuncian que la Municipalidad vendería un terreno propio a quienes lo usurparon

El desconcierto y la frustración caminan como novios de la mano en el barrio Nuestra Señora de la Merced.
La flamante pareja se constituyó en el amanecer del año, hace escasos días, cuando se conoció una noticia inesperada: la Municipalidad planea vender un terreno de su propiedad ubicado en ese sector y la operación se concretaría con quienes, según denuncian desde la sociedad de fomento, lo habrían usurpado y luego construyeron una edificación de dos plantas.

Ubicado sobre Bernabé Ferreira y Malvinas Argentinas, el lote era el espacio físico donde los vecinos soñaban construir una unidad sanitaria para complementar el servicio que en la actualidad presta la sala situada frente al cuartel militar donde funciona el Grupo de Artillería Nº 10, que además atiende a los habitantes de los barrios Güemes y Los Almendros.

Pero hace dos años, el movimiento de construcción dentro del hasta entonces despejado espacio verde empezó a llamar la atención del vecindario. Inmediatas averiguaciones develaron que se trataba de una intromisión ilegal, clandestina, cuyos protagonistas emprendieron la construcción de una vivienda.

Más acá en el tiempo, dirigentes de la sociedad de fomento reclamaron ante la comuna, pidieron la cesión del inmueble y la primera respuesta fue favorable. Sin embargo, hace diez días les confirmaron que la fracción de suelo va a ser negociada con los mismos individuos que en su momento la ocuparon.

Carlos Plana, presidente de la entidad fomentista de La Merced, confirmó que de acuerdo con los datos recabados, "los que hicieron la obra usurparon el lugar".

"Están negociando con quienes

habían cometido un delito"

El dirigente afirmó que se hicieron varias gestiones ante la Municipalidad y "hace diez días recibí la información de que están tramitando la venta de ese predio a la misma gente que lo tomó de manera ilegal. Están negociando con quienes habían cometido un delito".

Plana expresó que más allá de la necesidad que el municipio tenga de dinero, ese traspaso de patrimonio no es una medida conveniente. Además se lamentó porque "además de echar por tierra con la necesidad que tiene el barrio de contar con una sala para brindar el servicio en salud, dado que la única que tenemos la mayoría de las veces se ve superada por la exigencia de la demanda".

Agregó que dentro de las conversaciones con el gobierno local para recibir el terreno, "en un principio lo hablamos con el Intendente y estuvo de acuerdo. Pero hace poco más de una semana me encontré con una respuesta totalmente diferente. Se está haciendo un expediente para efectuar la venta".

Ante la consulta de La Verdad, en la subsecretaría Legal y Técnica dijeron desconocer el tema.

Buscarán asesoramiento legal

"Yo no tengo nada contra esta gente, pero lo que molesta es que se favorezca a personas que se entrometen en un sitio que no es propio. Vamos a asesorarnos bien en el tema, buscar abogados que entiendan en la causa y hacer todo lo posible para que esto no siga por el mismo camino", anticipó el fomentista.

Plana no desconoció su rol de intermediario entre las necesidades de las familias a las que representa y las soluciones que debiera suministrar el municipio, pero más allá de las consecuencias que pueda traer aparejada esta aparición pública suya en la relación con las autoridades políticas, se mostró convencido de estar haciendo lo correcto.

Aseguró que en La Merced se sienten azorados, desamparados, "porque quienes nos deben defender están haciendo su negocio y en cierta forma nos sentimos defraudados".

.

Comentá la nota