Denuncian “la mano del MPN” en el conflicto municipal

El secretario de Derechos Humanos de la Municipalidad de Neuquén, Jesús Escobar, dio a conocer un documento en el que señala que el MPN está “detrás del proceso de desestabilización del municipio”.
El secretario de Derechos Humanos del municipio capitalino, Jesús Escobar, se pronunció oficialmente contra el MPN y “la derecha” provincial (incluyendo a “locutores radiales del poder”), al considerarlos responsables de una política de “desestabilización” del gobierno de Martín Farizano.

En duros términos críticos sobre el accionar de la conducción del gremio SITRAMUNE, a la que identificó con la campaña “Sobisch Presidente”, Escobar señaló que “el objetivo es desgastar políticamente a la gestión Farizano, obstaculizar su funcionamiento y desprestigiar a sus principales dirigentes”.

Reproducimos a continuación el documento firmado por Escobar:

Detrás del proceso de desestabilización del municipio capitalino está la mano del MPN.

Un conflicto con fines políticos, sólo así se puede entender la inexplicable y virulenta estrategia de algunos de los dirigentes sindicales que encabezan este conflicto.

El principal dirigente sindical, integrante en su momento de la mesa "Sobisch Presidente", accionado más como vocero de los intereses de la derecha del MPN que un defensor de los trabajadores.

Lanzar un paro prácticamente por tiempo indeterminado y un reclamo desmedido, por la situación financiera del municipio, por la época del año en que ocurre el reclamo, da de bruces con el ABC de la lucha sindical, salvo situaciones excepcionales, es una derrota segura para los trabajadores.

El MPN ha utilizado para sus fines políticos a los trabajadores municipales, que al igual que el resto de sus pares en la provincia y el país con justa razón piden mejoras salariales. El objetivo es desgastar políticamente a la gestión Farizano, obstaculizar su funcionamiento y desprestigiar a sus principales dirigentes. Junto a las casi fascistas opiniones del Secretario General de los municipales, han comenzado a operar ofensivamente los principales comunicadores mediáticos de la derecha provincial.

Ninguno de ellos busca mejorar los salarios de los trabajadores, ni el dirigente municipal integrante de la mesa "Sobisch Presidente", ni los locutores radiales del poder, ni los opinadores anónimos que atestan las radios y periódicos con afirmaciones denigrantes.

Por el contrario, buscan deteriorar, dividir y desprestigiar a la coalición que derrotó a la derecha en la ciudad, y que en caso de tener éxito gestionando se va a transformar en una alternativa que puede desbancar al partido provincial de la casa de la calle Roca y Rioja.

Si ese no es el objetivo, aparte de la inentendible estrategia sindical, como se explica que el principal objetivo de los dardos de sindicalistas sobichistas y locutores derechosos sean los principales dirigentes de Libres del Sur y de UNE. Nada han dicho del quiroguismo, por poner un ejemplo. Saben que estos dos partidos son centrales a la hora de conformar la coalición que puede derrotar al MPN.

Públicamente declaré en sendos reportajes a periódicos de la región y en diversas radios, mi acuerdo con la búsqueda de mejores condiciones laborales por parte de los trabajadores municipales de Neuquén Capital, aun así posteriormente he sido uno de los principales blancos de los ataques de los sindicalistas sobichistas.

La Secretaria de Derechos Humanos y Sociales ha sido uno de los espacios más violentamente atacados, cuya creación no sólo constituyó una decisión correcta y acertada del Intendente, sino que marca claramente el perfil progresista de esta gestión. Se planteó desde su vaciamiento hasta su eliminación. Pasando por agresiones fascistas como cuando se denomino a su personal femenino como "pobres negras villeras y analfabetas". Se la intentó mostrar como un gran elefante burocrático cuando en realidad sobre 110 directores que tiene la municipalidad, DDHH tiene sólo 3; sobre 266 Jefes de división, DDHH tiene 2; sobre 33 directores, municipales DDHH tiene sólo 1. En síntesis sobre una estructura municipal que tiene 419 funcionarios la Secretaria de Derechos Humanos y Sociales solo tiene 6 menos del 1,5 %. Sitramune tiene una planta mas grande que la Secretaria de Derechos Humanos y Sociales.

Se pidió cerrarla por el recurso presupuestario que absorbe, cuando es de público conocimiento que no sólo tiene menos del 0,5% del presupuesto, sino que además el destinar más recursos a un área de estas características debiera un reclamo permanente y una bandera de lucha para una organización obrera.

Pero la derecha del MPN no busca una sociedad más justa, tampoco que los trabajadores cobren mejores salarios. Nada de eso, su único fin es con métodos espurios desgastar la Gestión Farizano para poder volver a aquello que la sociedad consideró que no son aptos desde hace un tiempo largo. Proceso éste, el descrédito y desgaste del MPN, que lejos de retroceder se profundiza.

El carácter progresista de la actual gestión, la pluralidad, la unidad en la diversidad son avances que no sólo está plasmando Farizano, sino que son conquistas de la sociedad neuquina. Este proceso no tiene retorno, por más que al MPN y el resto de la derecha no les guste.

Jesús Escobar

Secretario de Derechos Humanos y Sociales

Municipalidad de Neuquén

Comentá la nota