Denuncian maniobras dolosas en el Ministerio de Desarrollo Social

Tras la grave denuncia del reparto de cheques y las presiones suscitadas en el departamento General López (ver nota "Clientelismo socialista en el sur provincial), Sin Mordaza tuvo acceso a una nueva información que reviste una gravedad aún mayor: un posible hecho de corrupción acaecido en el Ministerio de Desarrollo Social delegación Rosario.
De acuerdo con la información a la que tuvo acceso Sin Mordaza, se trataría de un posible nuevo hecho de corrupción en Rosario, en la cartera a cargo del Dr. Pablo Farías, ministro de Desarrollo Social de la provincia de Santa Fe.

Un empleado de la mencionada cartera provincial -cuya identidad queda bajo reserva por expreso pedido- se contactó con Sin Mordaza para dar a conocer, y alertar, sobre una posible situación de corrupción que se estaría dando en ese Ministerio.

Este trabajador denuncia posibles maniobras dolosas que efectuarían algunos funcionarios de esa dependencia quienes elaborarían listados con beneficiarios de subsidios "ilegales" que luego serían endosados con cheques que se cobrarían en sucursales del Banco de Santa Fe y de Rosario por terceras personas. Lo grave es que los beneficiarios no tendrían conocimiento alguno sobre esta 'gracia' económica e ignorarían por completo estar involucrados en este hecho delictivo.

El empleado solicita que se investigue al respecto porque dijo conocer la existencia facta de personas que habrían cobrado con su DNI más de veinte cheques -en las anteriormente citadas entidades financieras- bajo nombres de beneficiarios del interior santafesino y quienes nunca se enteraron sobre la existencia de este 'subsidio'.

Vale mencionar que ayer por la tarde, en reunión de gabinete provincial, se habría abordado este tema, pero no hubo repercusiones al respecto.

Esta denuncia no hace más que poner un manto de dudas sobre la transparencia de acción de determinados funcionarios y el manejo por parte de la Provincia del dinero de los santafesinos.

Según dijo el hombre cuya identidad prefiere preservar, los montos de este hipotético hecho ascenderían a los 40 mil pesos mensuales.

Queda a criterio del ministro Farías o de algún legislador tomar cartas en el asunto para aclarar esta situación, teniendo en cuenta que se estaría utilizando una estructura provincial para hacer negocios en beneficio personal.

Comentá la nota