Denuncian manejos "poco claros" en el Centro Cultural 'Islas Malvinas'

Desde el Concejo Deliberante Local, criticaron que "todos los espacios gastronómicos que dependen del Municipio, están manejados sin claridad y por gente puesta por el Municipio", y dieron crédito a la denuncia de los trabajadores del Centro Cultural Islas Malvinas, sobre la supuesta precarización laboral.
Así se expresó el Concejal Oscar Negrelli, en relación a la situación planteada en ese Centro Cultural, donde un grupo de trabajadores denunció estar desempeñandose en condiciones precarias de contratación.

"Nunca hubo licitaciones públicas. Hoy todos los espacios gastronomitos que dependen del municipio, como son el Pasaje Dardo Rocha, la Terminal , el Parque Ecológico, y el Centro Cultural Islas Malvinas", aseguró Negrelli, tras lo cuál cuestionó que sean "manejados sin claridad y por gente puesta por el municipio"

Precisamente en relación a la denuncia sobre supuesto trabajo 'en negro', el edil dijo que "hoy en día ya no sorprende de parte de esta gestión, ya que siempre hizo uso de la precarización laboral con las Cooperativas y la contratación directa".

Según el Concejal de la Coalición Cívica, la situación de los trabajadores que reclaman por la situación laboral en la que se desempeñan, se enfrentan ante un verdadero dilema: "Si quienes tienen que luchar por los trabajadores a nivel provincial, e investigar las denuncias, son personas que integran el oficialismo, como es el caso de Hugo Mársico, que fue candidato a Diputado, los trabajadores están en problemas", aseguró.

"Cuando la comadreja es dueña del gallinero, estamos en problemas, creerse el poderoso, te hace tragarte la curva, y eso le pasa a Bruera" y sobre los actos de gestión municipal concluyo, "siempre hay cuestiones oscuras"

LA SITUACIÓN DEL RESTOBAR DEL ‘ISLAS MALVINAS’

Tras la denuncia que realizaron los trabajadores de ese Centro Cultural, un grupo de ellos se reunieron en el Ministerio de Trabajo con el delegado local, Hugo Mársico, para tratar de destrabar la situación. Se quejan, en voz baja –temerosos de que en caso de hacerlo público puedan ser sancionados- de estar desempeñándose de manera "irregular".

"Hay un principio de acuerdo para que nos regularicen a todos", le dijo una de las empleadas que participó del encuentro con Mársico, donde plantearon sus objeciones al régimen de contratación en el que se desempeñan en el local que, denuncian, estaría manejado por el círculo más íntimo del intendente, uno de sus hermanos.

Luego de que la denuncia tomara carácter público, una de las empleadas, narró como se dieron los hechos que terminaron con la protesta de 26 empleados: Todo se desencadenó cuando desde la empresa Rosvat SRL, les acercaron a los empleados una propuesta de crear una Cooperativa, con el fin de "regularizar" su situación laboral. En pleno, los empleados rechazaron el ofrecimiento y exigieron su inmediato "blanqueo", como –dicen- "corresponde a un ámbito oficial".

Siempre según el relato de los trabajadores, esto habría generado un "fuerte" malestar en los encargados de manejar la concesión, lo que disparó una ola de amenazas de despidos masivos contra los trabajadores.

En ese marco, los trabajadores decidieron hacer "un paro" el martes pasado, que habría terminado en una verdadera parodia: "Los dueños simularon refacciones, colocando diarios en los vidrios y andamios en las puertas, para que no se hiciera evidente la falta de personal, con lo que pretendía frenar las repercusiones", explicó un empleado que, sin embargo, decidieron quedarse en la puerta del lugar, "para ponerlos en evidencia y manifestar nuestra disconformidad".

La tensa situación y la repercusión del caso, les permitió llegar a una audiencia con el delegado del Ministerio en la ciudad, Hugo Mársico, quien en la pasada elección ingresó en el quinto lugar de la lista de candidatos a Diputados del oficialismo, y representantes del sindicato que los nuclear (U.T.H.G.R.A)".

Comentá la nota