Denuncian lesiones culposas en el Materno Infantil

Una mujer fue a dar a luz y sufrió una lesión que podría dejarla invalida. Según su testimonio en el hospital nadie se hizo responsable del "error".-
Yésica Cestona estaba lista para dar a luz a su bebé. Llegó al hospital Materno Infantil a las 3.30 de la mañana del 25 de octubre. Sin embargo, durante el parto sufrió graves lesiones que podrían perjudicarla, hasta el punto de no volver a caminar. La familia responsabilizó al personal del Materno e hizo una denuncia por "lesiones culposas" en la comisaría segunda, que derivó las actuaciones a la Fiscalía de Delitos Culposos a cargo de María Teresa Martines Ruiz. Según informó Armando Zelaya, abogado de la joven, a El Atlántico, la denuncia está hecha "contra los responsables".

Internada en el Hospital Interzonal General de Agudos (HIGA) Yésica Cestona contó la experiencia que vivió aquella madrugada. "Llegue con cuatro (centímetros) de dilatación, estaba bien, lo más tranquila para la cesárea y el doctor sabiendo que el bebé pesaba 4,200 me llevó a un parto normal", contó a este medio.

"Me descompuse y dije que no podía hacer más fuerza. Me empezaron a doblar todo el cuerpo y me empezaron a producir ellos el parto, y cuando terminaron les dije que no sentía las piernas. Me dijeron que eran unos puntitos, que era una maricona", narró la joven.

A continuación, señaló: "Me hicieron parar y me caí y me dejaron una hora en la camilla gritando y después, a las 12 del mediodía, me sacaron una placa y me dijeron que tenia desplazamiento de pelvis y de ahí me trajeron al Regional, me dejaron tirada en el pasillo y se fueron".

El diagnóstico que habría sido consecuente del parto fue, "desplazamiento de pelvis y desgarros múltiples".

La identidad del obstetra a cargo en ese momento es desconocida para los familiares de Yésica, incluso para ella misma. "En ningún momento el médico me dijo nada, ni su nombre, me acuerdo la cara, pero no se nada más", señaló. Al respecto, el abogado indicó que "los datos se sabrán una vez que se secuestren el historial clínico donde figura esa información".

Los doctores del HIGA trataron a Cestona y luego la volvieron a derivar al Materno, para trasladarla nuevamente al Interzonal. "En el Materno me derivaron de un lugar a otro, nadie dio la cara", denunció la víctima.

Según la madre de Yesica, Mónica, el director del Materno, con quien mantuvo una reunión, "sólo pidió disculpas". "Después no dieron ninguna explicación, dijeron que son cosas de un parto", completó Yésica.

Yesica es mamá de tres niños, uno de seis años, otro de un año y cinco meses y el bebé recién nacido. "Yo tuve un parto anterior de un bebé de 3,900 kg. y me hicieron 35 puntos. Ya venía con problemas de salud. Llegué a tiempo para la cesárea con todos los controles hechos", recordó. De acuerdo a la joven, ella "había pedido la cesárea un mes antes, cuando el bebé ya pesaba 3,600 kg.".

"Acá estoy tirada y a mi bebé no lo pude conocer; se lo dieron al papá pero no lo puedo ni amamantar. Mis hijos me extrañan y encima no me garantizan que salga caminando", dijo la joven entre lágrimas.

"Lo único que agradezco es que la gente de acá (el HIGA) que se preocupa; ginecólogos y traumatólogos están todo el tiempo, pero el Materno se lavó las manos. Yo ni siquiera les pido que me paguen una clínica, quiero enseñarle a caminar a mi hijo, no que él tenga que enseñarme a mi. Lo peor es estar encerrada acá adentro, sola", concluyó.

Sin embargo, el padre de la víctima señaló que el viernes por la mañana, desde el HIGA le habrían informado que deberá ser trasladada a su casa. "Se la quieren sacar de encima, ya no la atienden más, no la lavan ni le cambian los desechos, se está encargando la hermana", denunció Julián Cestona.

Al mismo tiempo indicó que una de las justificaciones de los enfermeros del nosocomio es que la trasladarían "para que esté con su bebé. ¿Cómo va a estar con su bebé si no se puede ni levantar? No la atienden acá ¿y la van a atender en el Barrio Autódromo?", cuestionó.

Comentá la nota