Denuncian al juez Aráoz de Lamadrid

Lo hizo el diputado Kunkel; dijo que si sufrió presiones debió haber promovido una causa
El diputado kirchnerista Carlos Kunkel presentó una denuncia penal contra el juez subrogante Octavio Aráoz de Lamadrid, que había acusado al Consejo de la Magistratura de presionarlo por investigar al Gobierno en la causa Clarín.

Kunkel sostuvo que si Aráoz fue presionado debió haberlo denunciado ante la Justicia e identificado a los autores. Afirmó que, como no lo hizo, cometió un delito: el de incumplimiento de sus deberes como funcionario. Todo funcionario está obligado a denunciar los delitos que conozca. "El magistrado sabe perfectamente que los medios masivos de comunicación no constituyen la sede apropiada para manifestar dicha delación -sostuvo Kunkel-. Sin embargo, con el único propósito de ocasionar daño institucional, y de provocar un escándalo y repercusiones de envergadura, acudió primero a los medios periodísticos."

Pero eso no fue todo. Aráoz recibió ayer otro revés del Consejo. Fue citado a declarar por presunto mal desempeño para el 30 de diciembre, el último día antes de la feria, y había pedido más tiempo para su defensa. Según el reglamento, cuando a un juez lo denuncian, tiene 20 días para una defensa escrita. Después, si hay cargos que imputarle, se lo cita. En el caso de Aráoz, el Consejo consideró que el primer paso ya se había cumplido con un informe que presentó ante la Cámara y lo citó directamente a declarar como acusado.

Su solicitud de más tiempo debía ser tratada ayer por la Comisión de Acusación del Consejo, que no se reunió. "Si hubiera habido reunión, su pedido igual hubiera sido rechazado", dijo a LA NACION la presidenta de la comisión, Diana Conti.

Esa reunión estaba prevista para después de la asunción del nuevo presidente del Consejo, el juez Luis Cabral. De ese acto, que tuvo una enorme convocatoria, participaron, entre otras personalidades, ministros de la Corte, legisladores y jueces. Hablaron el presidente de la Corte, Ricardo Lorenzetti, y Cabral. Ambos reclamaron autarquía financiera para el Poder Judicial como garantía de independencia, ante la atenta mirada del ministro de Justicia, Julio Alak. Cabral pidió también que los otros poderes acaten los fallos de los jueces.

Después, estaba previsto que se reuniera la Comisión de Disciplina, que no sesionó. Mientras tanto, se sorteó en Comodoro Py la denuncia de Kunkel a Aráoz y le tocó al juez federal Daniel Rafecas.

Aráoz no sólo denunció presiones ante la prensa. La semana pasada, durante las entrevistas del Consejo con los aspirantes a cubrir las vacantes de la justicia federal porteña, anunció: "Debido a la presión que vengo recibiendo desde que tengo la causa Clarín, decidí renunciar al concurso". No dio más detalles y ninguno de los consejeros presentes se lo pidió.

Comentá la nota