Denuncian irregularidades en Yerba Buena

Denuncian irregularidades en Yerba Buena
Dos ediles cuestionaron los precios que pagará el municipio para comprar maquinaria pesada.
La compra directa de maquinaria pesada amenaza con desencadenar un escándalo político en Yerba Buena. Ayer, dos concejales denunciaron presuntas irregularidades en el expediente enviado por el intendente Daniel Toledo (PJ) al Concejo Deliberante.

El jueves, en sesión extraordinaria, el oficialismo autorizó por mayoría al jefe municipal a eludir el llamado a licitación pública para la adquisición de tres camiones y de una minicargadora con martillo hidráulico, cuyo costo asciende a más de $ 1 millón. En pleno debate, la concejal María Victoria Cossio (Recrear) desató la polémica. Planteó que, por idéntica compra e igual producto en las mismas empresas que las ofrecidas por el Departamento Ejecutivo, había obtenido un presupuesto mucho más ventajoso. “En atención al precio sugerido, requerí a las dos empresas propuestas la cotización de unidades idénticas a las consignadas en el texto que sería sometido a consideración del Concejo; me fueron cotizadas las unidades en valores inferiores a los precios señalados al municipio; una importantísima diferencia menor”, advirtió la edil opositora en una nota dirigida ayer al intendente Toledo. En el texto, Cossio reclamó al jefe municipal que vete el polémico proyecto de ordenanza, “en defensa del patrimonio municipal y de las rentas públicas, que se integran con el aporte mensual de los vecinos”.

Las objeciones también fueron remarcadas por el oficialista José Marrades. El concejal peronista insistió en que hay una importante diferencia de precios que afecta al municipio. “Resulta muy extraño y deja suspicacias ante los vecinos este procedimiento, ya que tampoco están fundadas las razones de necesidad y urgencia invocadas por el Ejecutivo para la compra directa. Ya se está haciendo una costumbre en esta ciudad esto de obviar la ley”, cuestionó.

El oficialista Alejandro Sangenis (h), aliado del intendente, replicó a sus pares y acusó a Cossio de presentar presupuestos informales. “Se pidió un presupuesto trucho, haciendo figurar a una empresa fantasma con domicilio en el Concejo Deliberante, por una máquina que nada tiene que ver con la que compramos nosotros, y eso modifica el precio una barbaridad”, refutó.

Comentá la nota