Denuncian irregularidades en la municipalidad de Salvador Mazza

Los concejales justicialistas Janeth Villarroel, Eulogio Antezana y Héctor Ortega denunciaron al intendente de Salvador Mazza, Carlos Villalba (PRS), por la no rendición de fondos, el libramiento de cheques sin orden de pago, la emisión de cheques sin fondo y en blanco.
Consultado por Nuevo Diario, el secretario de Gobierno, José Luis Greco, dijo que esperarán a ser notificados por la justicia para responder a la acusación, a pesar de ello aseguró que se trata de una operatoria normal y que los fondos serán rendidos a su debido tiempo.

"Denunciamos la irregularidades cometidas en el municipio, como la emisión de cheques en blanco, emitidos sin beneficiarios, sin importe, ni fecha.

Es decir, se desconoce totalmente el destino de esos cheques", explicó Villarroel.

La denuncia de los ediles opositores se basa en una nota dirigida al intendente por la jefa del Departamento Contable, Viviana Hurtado, y en informes de arqueos de la Tesorería realizados por esta misma funcionaria, que renunció a su cargo luego de que Villalba decidiera su alejamiento.

El 21 de julio, en su renuncia, Hurtado dejó a salvo la responsabilidad de su Departamento en "los problemas por los que atraviesa la administración de nuestro municipio".

Para ello reiteró observaciones; recordó que un relevamiento de Tesosería determinó que "los importes totales y los plazos de reposición y/o descuento de anticipos y cargos a rendir, se encuentran en situación muy irregular" por "lo excesivo del monto total registrado". Según detalló, desde el 14 de noviembre de 2008 hasta el 16 de julio de 2009 se habían librado cheques sin la correspondiente orden de pago por un monto de 731.999,46 pesos. En el mismo periodo se habían librado más de 30 cheques en blanco. Y faltan dos chequeras.

"Por lo irregular de esta situación, informo a usted que deslindo toda y cualquier responsabilidad sobre estos valores", sostuvo Hurtado. Aseguró que no tuvo participación en la emisión de estos cheques y ni siquiera fue informada de las operaciones.

Hurtado dio también un detalle de los fondos aún no rendidos. Allí se consigna que al 20 de julio pasado al secretario de acción social, Ricardo Figueroa, le faltaba hacer rendiciones por 829.163,45 pesos. Al 17 de julio el tesorero, Rubén Molina, tenía pendientes de rendir 809.734,45 pesos. Al 1 de ese mes también figuraba el asesor legal de la municipalidad, Carlos Gómez, con 299.719,85 pesos por rendir.

El 1 de julio Hurtado elevó un informe al secretario de Hacienda, Roberto Balverdi, sobre los resultados de un arqueo de la Tesorería. Allí advertía que los importes totales y los plazos de reposición o de descuento de anticipos y los cargos a rendir "superan las normas aceptables" y llamaba la atención sobre "lo excesivo del monto total registrado". Además de que en la mayoría de los casos los vales no estaban autorizados por el intendente y el secretario de Hacienda, y hasta se habían otorgado cargos a rendir a empleados quincenales y "a personas que no tienen ninguna vinculación legal con el municipio".

El 9 de octubre de 2008, en una nota al intendente, Hurtado advertió sobre estas desprolijidades. En el detalle de los cargos sin rendir, el propio Villalba figuraba con 465.596 pesos, desde diciembre de 2007 a mayo de 2008.

La denuncia de los concejales se hizo el 30 de julio en la Comisaría de Salvador Mazza y fue remitida al fiscal penal de Tartagal, Pablo Cabot, quien debe pronunciarse acerca de si corresponde o iniciar una investigación judicial. Por lo pronto, el intendente aún no fue notificado de ninguna acción penal en su contra, según confirmaron el asesor legal municipal y el secretario de Gobierno.

Comentá la nota