Denuncian una irregularidad

(Winifreda) Raúl Calvo, un empleado administrativo de la municipalidad de esta localidad, denunció que el departamento Ejecutivo liquida un componente del salario en base a una fórmula de cálculo contemplada en el estatuto municipal cuando esa normativa legal fue suspendida por el Concejo Deliberante y reemplazada por la Ley 643. El trabajador sostuvo que las autoridades municipales cometen "un acto ilegal" que lo perjudica económicamente y acudió al Concejo Deliberante.
En diálogo con LA ARENA, Calvo indicó que el 11 de julio de 2008, el Concejo Deliberante sancionó por unanimidad la ordenanza 311, que suspendió por tiempo indeterminado el estatuto del empleado municipal que tenía 25 años de antigüedad y encuadró legalmente a todos los empleados de la administración pública lugareña dentro de la Ley 643. La modificación había sido propuesta por la intendenta Berta Herlein, quien promulgó la ordenanza. Calvo con 26 años de servicios y categoría 1 esperaba cobrar una suma de dinero mayor en concepto de adicional por antigüedad dado que la Ley 643 establece un modo de cálculo muy superior al que fija el estatuto. Pero los meses pasaron y ese ítem del salario no se modificó. A principios de año, expuso su queja ante la secretaria tesorera Graciela Berg. "Entre gallos y medianoche me muestran la resolución 203/08 firmada por la intendenta que determina que todos los empleados seguirán cobrando el adicional por antigüedad de acuerdo al estatuto, que ella misma suspendió", dijo. El 23 de marzo presentó un reclamo administrativo en el que pide la aplicación de la Ley 643. "Recién en junio se dignaron a contestarme. Rechazaron mi solicitud aduciendo que no me causaba ningún perjuicio económico y que van a seguir pagando el adicional de la misma manera", dijo.

Luego elevó un recurso de reconsideración, que tampoco fue admitido. Hace quince días, Calvo mantuvo una reunión con los concejales de ambos bloques (Frepam y PJ). "Les pedí que intervengan porque, a mi criterio, no es legal lo que hace el Ejecutivo. Mediante una resolución cambió el espíritu de una ordenanza, algo que prohíbe la Ley Orgánica de Municipalidades. A los concejales los pasó por arriba y si ellos dejan que esto ocurra directamente que se vayan a sus casas y que el Ejecutivo haga lo que quiera", dijo un tanto molesto.

Calvo les dejó a los ediles un escrito en el que prueba el "grosero" recorte salarial que le hizo la intendenta. Da un ejemplo: tomando como referencia el sueldo de junio de 2009, si se aplicará la Ley 643, debería cobrar 795,50 pesos de adicional en cambio percibe 666,48, casi 130 pesos de menos. En la misma nota, resaltó que acudió al Concejo Deliberante porque "es el único" órgano que tiene competencia para reducir sueldos del personal municipal. Calvo recordó que antes de que se suspendiera el estatuto hubo una reunión entre los empleados, el Ejecutivo y la asesora legal. "En ese momento la tesorera dijo que iba a aplicar el estatuto para beneficiar a los empleados que tienen categorías bajas porque si aplicaba la 643 iban a cobrar menos. Eso es imposible porque tienen derechos adquiridos. La abogada Norma Saucedo también le dijo que tenía que respetar la ordenanza", indicó.

–¿Hay otros empleados en su misma situación?

–Sí, cinco o seis más. Hasta ahora el único que reclama soy yo, aunque todos me apoyan.

Comentá la nota