Denuncian intento de privatizar terapia en Cipolletti.

CIPOLLETTI (AC).- La polémica se instaló ayer en el hospital local cuando sectores gremiales de la institución denunciaron que "quieren privatizar el área de terapia intermedia" que aún no está habilitada. Desde la dirección consideraron el hecho como "descabellado" y acusaron de lanzar "una mentira a personas que sólo buscan protagonismo".
El director del hospital Pedro Moguillansky, Daniel Bergero, adelantó que se analizaron alternativas en caso de que la situación por la pandemia de gripe se desborde, aunque "ninguna relacionada con la privatización del área".

El detonante de la situación, según ATE, fue la visita de referentes del sector privado de salud al hospital. Esto, sumado al aumento de las internaciones por patologías respiratorias, el desborde de las instituciones sanitarias y la posibilidad de que sectores ajenos al Estado provincial faciliten la habilitación de más camas en el hospital local, generó todo tipo de especulaciones.

La apertura del área de terapia intermedia es una de las deudas que mantiene el gobierno de la provincia con el hospital de Cipolletti, desde que se inauguró el nuevo edificio hace ya tres años. Actualmente el área, que está preparada para cumplir con esa función, es utilizada casi como depósito.

Según explicó Santiago Cayupán, delegado de ATE en la institución, la preocupación surgió cuando, luego de la visita, se conoció la versión de que "la UTI intermedia, con capacidad para seis camas, se abría con el apoyo del sector privado, que la iba a equipar y facilitar el personal para que preste servicios allí".

Adelantó que "el lapso sería por dos meses", hasta que se supere la crisis por la epidemia de gripe A H1N1 y la estacional.

Aseguró también que entre el sábado y el domingo se limpió el lugar destinado a la UTI por lo que decidieron "ocuparla pacíficamente" para evitar lo que consideraron "una privatización encubierta".

El delegado pidió que se abra la terapia intermedia pero con recursos genuinos del Estado provincial.

En tanto, Bergero, aseguró que la denuncia "es descabellada" y que surgió de "sectores que sólo buscan protagonismo". Reconoció, sin embargo, que se estuvieron "buscando alternativas para habilitar más camas" en caso de que la situación se desborde. "Estamos en emergencia sanitaria y evaluando varias posibilidades. Ninguna relacionada con la privatización de la terapia intermedia. Lo que no queremos es salir corriendo después", expresó.

De acuerdo a los datos estadísticos que maneja el comité de crisis en la ciudad, si bien disminuyó el número de consultas ambulatorias, "prácticamente no se registró disminución en el porcentaje de los internados por problemas respiratorios que fue de entre el 80 y 90 % en los últimos días".

En Cipolletti hay actualmente 29 respiradores.

Comentá la nota