Denuncian a los gerentes de Canal 3

Los trabajadores de Canal 3 piden transparencia. Y decidieron presentarse ante la Fiscalía de Investigaciones Administrativas (FIA) para denunciar "prácticas irregulares" de los gerentes de la emisora. Ayer aportaron elementos para investigar al primero de ellos, el gerente de Producción, Mauro González.
Pero anticiparon que en los próximos días las denuncias se ampliarán a los gerentes del área contable, José María González; del área informativa, Juan Carlos Matilla; de Técnica, Franco Bodratto, y de Programación, Luis Pochetino.

Los trabajadores quieren que los gerentes renuncien. Las denuncias se dan en un contexto sumamente conflictivo en el canal de la ruta 35. Hoy inician un paro de tres días por reclamos sectoriales (ver aparte).

La presentación

Los trabajadores presentaron ayer un escrito en el despacho del fiscal Juan Carlos Carola. Y aseguraron que las situaciones planteadas son "irregulares, configuran incompatibilidades, destruyen el patrimonio audiovisual y promueven el uso de recursos públicos en beneficio de particulares, entre otras anomalías".

Sostuvieron que podrían encuadrarse en delitos como incumplimiento de los deberes de funcionario público u otros referidos al manejo de fondos públicos.

Entre las irregularidades que le adjudican a González están la de no producir contenidos desde la emisora a pesar de tener asignados presupuesto y recursos (sólo se produce un programa de los 29 de producción pampeana) y desatender los reclamos para documentar y archivar el material emitido. "Esto provoca un vacío documental para las futuras generaciones", advierten.

Por otro lado, los trabajadores consideran una grave incompatibilidad funcional que González tercerice su servicio a producciones privadas y se encargue del servicio de mantenimiento de las computadoras del canal. También el informe de los trabajadores planteó que González tiene jefaturas "en negro" dentro de su área.

Además, denunciaron que "el área de Deportes opera dentro de las instalaciones del canal pero trabaja como una productora privada tercerizada, no es transparente, dispone del uso de viáticos y empleados públicos para la cobertura de festivales de boxeo y eventos deportivos, utilizando de esta manera personal y equipamientos del canal para producciones privadas".

Según los trabajadores, "la compra de equipamiento implicaría discrecionalidad directamente relacionada con la poca transparencia con que se manejan las inversiones". Finalmente, le achacan manejarse con "irresponsabilidad sobre la calidad del servicio público en la pantalla".

Comentá la nota