Denuncian festival de contrataciones de parientes de directores del Insssep.

El gremio del personal del Instituto de Seguridad Social, Seguros y Préstamos del Chaco, denunció que las autoridades del organismo contrataron parientes directos que no tienen funciones asignadas y que sugirió despedir antes que a los 13 trabajadores de la farmacia que el vicepresidente Oscar Arévalo pretende expulsar, según contrastaron.
“Sugerimos que si sobra gente, el Directorio empiece por despedir los “ñoquis” que todos saben que trajeron, o en su defecto, a los familiares directos del presidente (hijo), del vocal activo (hijo), del vocal pasivo (hijo), de la sindico (hijo y prima), del jefe de asesores legales (hermano), del gerente de servicios prestacionales ( esposa), del gerente de seguros (hijo), con lo cual estarían dando un ejemplo de que la austeridad, bien entendida, empieza por casa”, señalaron en un comunicado en el que también defendieron la idoneidad y desempeño de los empleados en capilla, tal cual acreditan los informes de sus propios jefes que elevaron como prueba.

El comunicado firmado por la secretaria general Zulema Verón de Coria y el adjunto Raúl Rey, acusa especialmente al vicepresidente Oscar Arévalo de encabezar una persecución política contra empleados mayoritariamente de filiación radical. También lo acusaron de haber investigado el legajo personal de la secretaria general y de la doctora Valeria Courtade, “por cuestiones relacionadas con su desempeño en el Colegio Médico Gremial, algo totalmente ajeno a su responsabilidad en el Insssep.

“Advertimos al gobernador de la provincia que hemos tolerado pacientemente todos estos atropellos y fuimos resignando conquistas durante todo el primer año de gracia que consideramos necesario concederle. Más aun, hemos permitido que en el Directorio se instalen dos representantes de las corporaciones de los prestadores cuya única gestión comprobable hasta el momento ha sido elevar los montos de honorarios y aranceles a los prestadores ( tres veces en lo que va de la gestión Capitanich incluyendo el anunciado a la fecha). Fuera de que no han generado absolutamente nada ni se mejoró la calidad y cantidad de los servicios. El plus sigue tan vigente que resulta un agravio gratuito hablar de la falta de solidaridad de los trabajadores del Insssep cuando se tolera esta lacra social”, señalaron en el comunicado.

El gremio del Instituto marcó como un contrasentido cuestionar al personal de la farmacia del organismo “cuando el propio Directorio no se ocupa de abastecer el necesario stock de medicamentos”. Acusaron que además se mantiene una deuda de 16 millones con la misma farmacia. “Y después Arévalo le echa la culpa a los empleados”, contrastaron.

Préstamos legales

El gremio del Insssep defendió que los empleados del organismo accedan a los préstamos que también deberían alcanzar a los demás empleados provinciales afiliados al organismo, y responsabilizó a los representantes de éstos en el organismo de no haberlos reclamado para sus propios sectores. “Jamás fueron cuestionados por el Tribunal de Cuentas (...). Esos préstamos se devuelven puntualmente con intereses y una cobrabilidad del 100 %”, señalaron reprochando que otros gremios hayan salido “a buchonear” lo que presentaron como “una conquista gremial”. “Pretenden nivelar para abajo por su vocación de entregadores de sus afiliados”, enrostraron a sus colegas estatales.

“Sepa el señor gobernador que en el Insssep todavía no se ha iniciado el año de gestión ni el año de gobierno y por ello nuestra paciencia se ha acabado. En asamblea de trabajadores hemos resuelto recurrir a la última instancia antes de iniciar un plan de lucha”, adelantaron.

El gremio enumeró en sus reclamos la reincorporación de los empleados despedidos, el reconocimiento a “todas nuestras conquistas” y “la solución política, no judicial, del conflicto generado por el aumento del 30% (Ley 6186) que legal y legítimamente hemos logrado”, junto a la devolución de los intereses y actualización de los descuentos extraordinarios de la Ley 4044. También marcaron, por último, que exigen “la separación como integrantes del Directorio del Insssep de personeros de los prestadores, verdaderos zorros cuidando el gallinero”.

Comentá la nota