Denuncian extraño acuerdo para embarrar la campaña

Acusan al ex intenente de Santa Elena, Daniel Rossi, y al siempre oficialista Federico Soñez de potenciar la candidatura de Héctor Maya sobre la de Augusto Alasino, ambos candidatos a diputados nacionales.
"Una vez más se priorizan los mezquinos intereses personales por sobre los intereses del conjunto al instalar la interna peronista en la campaña electoral", manifestó Flavia Pasqualini, integrante y compañera de lista de Alasino por Viva Entre Ríos.

Para Pasqualini, "en principio aparecen como extrañas -pero no lo son- las coincidencias de Rossi y Soñez en sus dircursos calcados sobre Salto Grande. Ambos vienen de sinuosos y sombríos caminos, el primero eyectado del poder y ansioso por su regreso de cualquier forma, mientras que Soñez viene pivoteando por varios partidos politicos empezando en aquel partido comunista cuando en su diario "Nuestra Palabra" - órgano oficial de PC Argentino- sostenía que Videla "era un militar patriota" para culminar siendo funcional al gobierno de Montiel como diputado Borocotizado".

Agregó que "ambos transformados en voceros de Urribarri en una operación contra Busti, quien ya se había quejado por su soledad y ausencia de funcionarios en la campaña oficial, desconociendo absolutamente la realidad, pretenden adjudicarle a Maya un protagonismo que nunca tuvo en la ley de las regalías de Salto Grande mal denominada ley Maya".

Aclaró luego en un comunicado enviado a INFORME DIGITAL, que "no solamente el proyecto, sino la relevancia política, la conducción en el bloque, y el respeto que desde el Poder Ejecutivo tuvo por entonces el Senador Alasino -autor del proyecto- hicieron posible su tratamiento y aprobación de la misma. El destino lo puso a Maya como candidato en la provincia y la generosidad del autor que se lo cedió como tema central de la campaña para gobernador que igualmente perdió con Montiel".

"Sólo así se explica que actualmente Maya proponga la instalación de 10 turbinas más en Salto Grande en los vertederos sin uso de la represa. Los vertederos que Maya llama "sin uso" son parte de una obra inconclusa que tendía a preservar las pocas especies ictícolas que sobreviven a la diferencia abismal de altura del río", cuestionó la candidata de Viva Entre Ríos.

Siguió con la faena señalando que "La absurda propuesta de instalar una generación de energía hidroeléctrica casi idéntica a la actual (hoy hay 14 turbinas instaladas), implicará la ampliación del radio de contaminación electromagnética, mayores distorsiones en el clima local que conlleva pérdidas irreparables de especies botánicas y zoológicas, proliferación de patologías en las personas que se desempeñaron en el dique incluso con casos de muerte. La capacidad productora llevada casi al doble de lo actual, implicará la lisa y llana desertización aguas abajo del dique, impidiendo el consumo para potabilización, el riego y la navegación, que ya se encuentra sensiblemente disminuida", finalizó Pasqualini.

Comentá la nota