Denuncian la existencia de pozos petroleros sin cementar dentro de Comodoro Rivadavia

Vecinos del barrio Laprida denunciaron la existencia de pozos petroleros sin cementar. El crecimiento de la ciudad, la expansión hacia la zona norte y la difícil convivencia que se da con la actividad petrolera ocasionan contrastes. En Laprida al igual que en Km. 8 y Restinga se detectan pozos que no se cementaron e impiden la radicación de viviendas.

El dirigente vecinal del barrio Laprida, Roberto Romero, hizo público el problema que padecen jóvenes familias del sector que se ven imposibilitadas de construir en los lotes recientemente entregados por el municipio a raíz de la existencia en estas tierras, de pozos petroleros sin sellar.

"Es un problema de la ciudad congeniar el desarrollo de la actividad petrolera con el crecimiento", reconoció el dirigente quien gestiona ante el municipio una respuesta a este reclamo.

"La problemática de tierras ya es conocida. La ciudad está "ahorcada" ya que el municipio tiene pocas posibilidades para dar respuesta a la demanda de tierras, ya que está cercada por la actividad petrolera".

Romero cuestionó además la "intransigencia" de las empresas que no han dado respuesta al pedido formulado de tapar estos pozos que permanecen inactivos durante décadas y que impiden todo tipo de construcción en sus alrededores.

"Hay una intrangencia de parte de las empresas en sellar estos pozos que tiene, inactivos desde hace más de treinta o cuarenta años. Ese pasivo ambiental existe aunque las empresas que siguen operando en el área, parecen desconocer. Esto impide el desarrollo urbano de la ciudad", enfatizó Romero.

El dirigente dio cuenta de cuatro pozos detectados en las tierras que fueron entregadas por la Municipalidad durante el pasado mes de enero y que debido a esta causa, no pueden avanzar en construcción alguna.

"Tenemos cuatro que pertenecen a Repsol YPF. Estamos gestionando desde que se entregaron estas tierras en los primeros días del año para poder avanzar. Uno de esos pozos, el Chubut 811, está justo en el área entregada de lotes y tenemos tres más que están impidiendo el avance de la poca tierra que tenemos para mensurar y darle respuesta a las familias".

A la vez de reconocer la falta de tierras para producir nuevos lotes destinados a jóvenes del barrio, Romero estimó que cerca de setenta terrenos están "parados" debido a los plazos no cumplidos por las operadoras.

"La información que tenemos transmitida por el subsecretario (Domingo) Squillace es que la empresa manifestó que los pozos se iban a rellenar. Nos preocupa que estemos entrando al mes de abril y todavía no tengamos noticias".

"La gente adjudicada –indicó- necesita comenzar a construir su vivienda y toda la alegría que significó la entrega, se les frustra porque no pueden hacer uso del mismo. Según la normativa vigente, si el pozo no está sellado, no puede utilizarse la tierra".

El vecinalista de Laprida además mencionó que la empresa Petroquímica se mostró reticente en cuanto a la afectación de zonas aledañas al barrio que no tienen explotación alguna. "Esos pozos datan de los 50’ y 60’ y esta actitud, va contra las necesidades de la ciudad de poder expandirse".

Romero pidió la rápida intervención del Estado debido a que tiene en su poder las herramientas legales. En tal sentido mencionó la Resolución de la Secretaría de Energía del año 95 que establece un plazo de diez años a las operadoras para resolver esta situación. "Ya pasó el plazo y seguimos teniendo ese problema".

"En Restinga hay más de 400 lotes clausurados por el IPV ya que no se pueden construir planes de vivienda. Serían más viviendas para Comodoro. Estamos corriendo el riesgo de perder cupos de vivienda porque las empresas no hacen lo que deberían hacer", finalizó.

Por último, el presidente de la Asociación Vecinal de Laprida pidió la pronta resolución del problema en función de la demanda cada vez mayor de lotes con fines habitacionales. Pidió que el Estado intime a estas petroleras ya que esta circunstancia está contemplada tanto en la Ley Nacional de Energía como en la Ley Provincial de Energía e Hidrocarburos.

Comentá la nota