Denuncian una estafa contra el Iapos con internaciones truchas

La obra social de los empleados públicos santafesinos habría pagado prestaciones que los pacientes aseguran no haber recibido.
La Asociación profesional Policial Santa Fe (Apropol) presentó anteayer ante la Fiscalía Nº3 de los Tribunales provinciales una denuncia en la que reveló que el Iapos habría pagado por internaciones psiquiátricas "truchas". La maniobra involucraría a afiliados a la obra social, cuyos familiares niegan la internación y apuntan contra la utilización de los datos para falsear las prestaciones. Frente a ello, el gerente provincial de la obra social de los estatales santafesinos, Miguel González, anunció que a partir del lunes habrá una profunda auditoría en todos los sanatorios y clínicas con convenio y en la asociación que los representa.

En la denuncia, el sindicato policial identifica a un mismo profesional, que sería el que hace la internación trucha, y a un auditor del Iapos que autoriza las prestaciones. La maniobra se habría llevado adelante en el Sanatorio Plaza Alberdi, de Mazza 1064.

El efector integra la red de la Asociación de Clínicas e Instituciones Psiquiátricas que mantiene un convenio prestacional capitado con el Iapos.

"Nunca estuvo allí". Ernesto Roets es el marido de Juana G., una mujer de 56 años que padece depresión y tuvo que ser internada en dos oportunidades pero "nunca en el Sanatorio Plaza Alberdi, y menos durante 2009". LaCapital dialogó con Roets en el estudio jurídico que patrocina la denuncia de Apropol. Según datos exhibidos por el sindicato policial, Juana G. figura como internada desde el 1º al 25 de julio en la clínica de Mazza al 1000 tras haber ingresado al sistema de autorizaciones de la Asociación de Clínicas Psiquiátricas de Rosario.

—¿Su esposa estuvo en algún momento internada allí?

—Nunca, mucho menos durante 2009. Ha tenido internaciones en otros lugares y en años anteriores.

—¿Qué hizo su esposa del 1º al 25 de julio de este año?

—Mi señora desempeñó sus tareas como portera y están las planillas que envía el Ministerio de Educación (es personal no docente de la Escuela Nº 1.276 Marta Salotti). Y además estuvo en mi casa, obviamente. En ese periodo nunca firmé ninguna autorización haciéndome responsable de la internación.

—¿Desde cuándo es afiliada al Iapos?

—Hace 26 años.

—¿Le resulta familiar el diagnóstico que aparece en la internación del Sanatorio Plaza Alberdi?

—Lo que está escrito me resulta muy familiar. Sospecho que pudo haber sido copiado.

Roets manifestó "no tener inconveniente en presentar la documentación a la Justicia".

Los otros casos. Patricio B., según la denuncia de Apropol también figura como internado en el sanatorio Plaza Alberdi del 19 de junio al 3 de julio de este año, "ordenado por el profesional Fernando González y auditado por Gerardo Stringhini", pero nunca habría estado allí.

Lo mismo sucedió con Carlos V., quien también figura internado en esta clínica del 20 de junio al 3 de julio ordenado por los mismos profesionales.

Según la denuncia de Apropol, la maniobra "se sostiene en facturaciones falsas utilizándose datos reales de identidad de pacientes que se compartirían en una base de datos común que posee la Asociación de Clínicas, Sanatorios e Instituciones Psiquiátricas de la ciudad de Rosario y a la cual acceden las empresas que figuran como prestadoras del servicio".

La intervención. Enterado de la denuncia, el director provincial del Iapos, Miguel González, adelantó que "se evalúa con los asesores jurídicos ser querellantes en la causa". La obra social sería la principal damnificada por esta maniobra.

"Si efectivamente se consolida, se trataría de una defraudación contra la obra social", anticipó González y confirmó que Fernando González es auditor por la clínica psiquiátrica y Gerardo Stringhini es auditor por el Iapos.

A partir de este lunes comenzará en todo el sistema capitado una auditoría prestacional que se va a concretar con auditores de la capital provincial y abogados de Asuntos Jurídicos del Instituto. Esta brigada de investigadores administrativos tendrá la misión de verificar cada una de las internaciones y el proceder tanto de los efectores como de la Asociación de Clínicas Psiquiátricas.

En el caso de que se confirme la presunta maniobra, ¿Iapos ya pagó las internaciones? "Es altamente probable que se hayan pagado, porque Iapos paga mes a mes y en función de un volumen fijo de dinero. Cada 6 meses, la obra social chequea en qué se gastó el dinero y las clínicas tienen la obligación de rendir la prestación", explicó González.

Martínez, en tanto, recordó que el Iapos tiene un sistema capitado con la Asociación de Clínicas Psiquiátricas "y en el 2008 era de 490 mil pesos por mes. Durante el 2009 se elevó a 713 mil pesos".

Comentá la nota