Denuncian a una empresa de viajes por estafa millonaria

El hecho perjudica a unas 200 personas. Dicen que se trata de una suma que rondaría un millón de pesos. Piden respuesta.
Bronca e incertidumbre fueron las sensaciones que vivieron ayer quienes habían comprado su paquete turístico en la empresa Operadores Mendoza Viajes, ubicada en plena Peatonal, de ciudad. Sin aviso previo y con sus pasajes ya pagados, ellos amanecieron con la amarga sorpresa de que el servicio contratado los llevaba con destino a la nada.

Algunos habían abonado sus vacaciones con efectivo en pesos, otros con tarjeta de crédito e incluso en dólares; pero en todos los casos el resultado fue que no estaban ni los tickets ni los pasajes, ni la estadía prometida.

La consecuencia directa de este hecho, por el cual se investiga una estafa, fue que muchos de los que esperaban salir del país (unas 200 personas) desde nuestra provincia para pasar el Año Nuevo deberán postergar su partida. Otro grupo, que había adquirido su paquete aguardaba una solución en aeropuertos de Estados Unidos, Madrid e Israel debido a que una vez afuera la empresa no había efectuado las reservas.

Pero lo que es peor, otro tanto sólo espera aún que le devuelvan el dinero invertido. Se estima que la suma total ronda el millón de pesos, ya que algunas ventas para salir a Brasil, Francia o España -entre otros destinos- cuestan como mínimo, mil dólares.

Por eso ayer, un numeroso grupo de damnificados se acercó a la puerta de la agencia para dar con una respuesta. "De acá no nos vamos hasta que no nos den una solución y nos devuelvan el dinero o nos den los pasajes", se quejó Osvaldo Vega, quien junto a cuarenta integrantes de la agrupación Casa de la Amistad Argentino-Cubana tenía planificado viajar este jueves a Cuba para presenciar un nuevo aniversario de la Revolución Cubana.

El costo de este viaje es de 900 dólares, y para juntar ese dinero, Osvaldo, al igual que sus compañeros, debió ahorrar durante varios meses.

Agolpados en la puerta de las oficinas de Operadores Mendoza Viajes, los perjudicados reclamaron hasta bien entrada la tarde. Para ese momento, en la sucursal de pleno centro algunos agentes de la Policía de Mendoza tuvieron que organizar a la marea de gente. También se hicieron presentes los inspectores de la Subsecretaría de Turismo, mientras el titular de Fiscalización y Control, Alfredo Caballero intentaba contener los reclamos y denuncias.

Una de las primeras decisiones fue priorizar los casos más urgentes, es decir agilizando los trámites para aquellos que se encontraban varados afuera. También se dispuso ordenar una medida precautoria para que la firma deje de comercializar paquetes turísticos mientras se recibían las denuncias. Caballero indicó que hoy se atenderán los casos para validar la documentación y se efectuará una audiencia de conciliación.

"Es probable que además hagamos una denuncia penal ante la Justicia", agregó el funcionario. Por la tarde, sólo cinco damnificados recibieron un cheque diferido por el valor del costo de su viaje. Mientras tanto, el hecho es investigado por la Fiscalía N°1 de Capital, a cargo de Marcelo Gutiérrez del Barrio.

El titular de la empresa, Ricardo Baccacesi adjudicó lo sucedido a una empleada de origen colombiano, de nombre Lina María Sánchez de quien sospechan habría "aprovechado un momento de mucho movimiento (por la temporada alta) y viendo una falencia, traicionó la confianza de todos", aseguró el propietario del local.

Y agregó: "Comprendo el malestar de la gente pero esta empresa no va a poner en peligro su prestigio. Vamos a solucionar este problema".

Sin embargo, desde el punto de vista de los afectados, de cualquier modo corresponde a la firma darles una solución. Con papeles y recibos firmados (aunque de apariencia informal), familias enteras intentaban demostrar que habían sido embaucados. Recibos y papeles escritos hasta con lapicera se veía ayer en sus manos mientras aguardaban la presencia de los responsables en la sede de la agencia.

Sólo algunos tenían el contrato del viaje con el correspondiente membrete de la empresa; un detalle más que indispensable al momento de denunciar el hecho ante Fiscalización y Control. "La empresa culpa a una empleada pero no puede ser que no sepan los que ha pasado. No creemos la versión que nos dan", se escuchó entre quejas.

Comentá la nota