Denuncian que efluentes cloacales, pluviales e industriales clandestinos atentan contra las playas

La organización Surfrider Argentina denunció que los efluentes cloacales, pluviales e industriales clandestinos que se vierten directamente desde la ruta 11 a la costa, además de las estructuras duras de defensa costera en un medio dinámico que restringen la deriva natural de la arena y el efecto depurador de las corrientes marinas y olas; representan un amenaza para la salud de los usuarios de las playas debido a la importante concentración de residuos, virus y bacterias en ese sector.
Desde Surfrider Argentina, una organización que agrupa a practicantes de deportes que utilizan las olas como recurso recreativo, profesionales universitarios, empresarios y usuarios de las playas de Constitución Norte, alertaron sobre los “vertidos de efluentes cloacales y pluviales con cloacas e industriales clandestinos que son echados directamente desde la ruta 11 al mar”, lo que, sumado a la existencia de estructuras duras de defensa costera en un medio dinámico que restringen la deriva natural de la arena y el efecto depurador de las corrientes marinas y olas; constituyen una “amenaza para la salud” de los usuarios de las playas.

En ese sentido, el presidente de la entidad, Ernesto Gutiérrez, detalló en una nota ingresada al Concejo Deliberante a la cual 0223.com,ar tuvo acceso, que “las escolleras en T, como las obras que se están realizando en Constitución Norte, agudizarán estos problemas debido a que forman espacios con ámbitos de circulación restringida, favoreciendo procesos de concentración de residuos y la emergencia de toda clase de virus/ bacterias que se sigue depositando en dichas zonas, como así también nuevos ecosistema que habitan en las estructuras de piedra partida con proliferación de roedores que contaminan todas las playas representando un nuevo peligro para la salud humana”.

Asimismo, por el titular de la ONG reclamó que “se arbitren las medidas necesarias para que sean detenidas las construcciones de rompeolas a 90º que destruirían un recurso único de la zona Norte de Mar del Plata y agravarían la contaminación del recurso, cuestión en la cual se encuentra en juego la salud humana”.

“Esta solución propuesta cuenta con el respaldo de todos los usuarios de las playas del norte de la ciudad donde, con vientos del sur, es el único lugar de Argentina que cuenta con olas de clase mundial que, de preservarlas, serán una variable de peso para posicionar a Mar del Plata como destino turístico, de integración socia y deportivo durante los 12 meses”, concluyen desde Surfrider Argentina.

Comentá la nota