Denuncian una campaña sucia en Uruguay

El Frente Amplio acusa al partido de Lacalle
MONTEVIDEO.? La campaña electoral uruguaya llega a la Corte Suprema: el Frente Amplio anunció que presentará una denuncia contra el Partido Nacional (blanco) por entender que realiza una "campaña sucia" para vincular a dirigentes de la coalición oficialista con un arsenal hallado hace una semana.

El misterioso episodio, en el que se encontraron 700 armas y una gran dotación de municiones y pólvora, sigue sin ser aclarado por la policía, y el caso se ha metido a fondo en la campaña hacia el ballottage, que protagonizarán el 29 del actual los candidatos José Mujica, del Frente Amplio, y Luis Alberto Lacalle, del Partido Nacional.

En la izquierda hay indignación por las referencias a posibles vínculos del caso con los dirigentes del Movimiento de Liberación Nacional-Tupamaros (MLN-T), que operó como guerrilla en los años 60 y 70 y que desde 1989 integra la coalición de izquierda como grupo político.

Los partidos tradicionales sospecharon vinculaciones políticas del poderoso armamento que custodiaba un contador que en los años 70 estuvo vinculado con un grupo de izquierda radical, y durante la semana hicieron comentarios al respecto, pero de forma no oficial. Fue el representante del Partido Colorado, el ex presidente Jorge Batlle, quien le puso rostro y voz a las sospechas en off.

Los dirigentes tupamaros rechazaron las acusaciones encubiertas y dijeron que era una campaña sucia. Pero desde el ámbito académico, el politicólogo Adolfo Garcé dijo que era "plausible" que las armas tuvieran vinculación con el MLN-T, porque en sus investigaciones había demostrado que por lo menos hasta 1994 muchos de sus dirigentes expresaban su convicción en la preparación para nuevas acciones violentas. El senador tupamaro Eleuterio Fernández Huidobro rechazó de plano esa interpretación.

En las últimas horas, fuentes de la investigación judicial y policial admitieron que no se descarta la hipótesis del nexo político, ya que entre las armas hay una parte importante de épocas anteriores, lo que no encaja con el móvil de tráfico de armamento.

Aviso polémico

Pero fue un spot televisivo lo que encendió la mecha del nuevo cruce entre los comandos de cada fórmula. El video es una simulación de un noticiero, no tiene firma ni distintivo político, y busca fijar la imagen de Mujica y otros dirigentes del MLN-T con el caso de las armas encontradas. El comando político del Frente Amplio analizó con indignación las derivaciones de la polémica y decidió llevar el caso a la justicia.

"El spot publicitario se asemeja a un noticiero de tal manera que la gente que no sabe que no es un informativo, cree que le están dando una noticia verdadera; lo que se dice es absolutamente falso y pretende engañar a la gente", dijo el senador Rafael Michelini.

El ex ministro de Trabajo, Eduardo Bonomi, hombre de confianza de Mujica, dijo: "La gravedad del hecho" radica en "utilizar material publicitario en plena veda y de hacerlo sin firma, simulando ser un material informativo".

El jefe de campaña de Lacalle, el senador Gustavo Penades, respondió ayer que "el anuncio del Frente Amplio responde a un estado de nerviosismo". "Es un boletín de prensa en donde se pone información absolutamente veraz", agregó.

Comentá la nota