Denuncian que Bruera envía fuerzas de choque para frenar protestas sociales

El Movimiento Libres del Sur a nivel local denunció que el intendente municipal de esta ciudad, Pablo Bruera, "juega sucio" porque "fiel a las prácticas que se han encarnado en el PJ, está decidido a resolver disputas políticas a través del apriete y la patota".

El movimiento social recordó en ese sentido una cronología de hechos sobre "aprietes" en distintas marchas en las que se reclamaba contra el aumento del boleto de colectivo.

Así inició la lista con un episodio ocurrido el 1º de febrero, cuando "en el inicio de nuestra campaña contra el aumento y por el Boleto Social, seis compañeras y compañeros fueron increpados por personal municipal al mando de Sandro Daniel Silva (director de Vehículos oficiales), denunciados ante la policía y trasladados a la Comisaría 9º, donde les fue abierta una investigación penal preparatoria caratulada Daños".

En tanto, "el 20 de marzo, compañeras y compañeros de la juventud que realizaban una actividad proselitista en 1 y 44 fueron agredidos por matones del bruerismo, quienes recibieron el apoyo de patrullas de Control Urbano y de la policía bonaerense", se denunció en un comunicado al que tuvo acceso Agencia NOVA.

Asimismo, "el 26 de marzo, mientras desarrollábamos la ‘Jornada de Protesta contra el aumento y por el Boleto Social’ en distintos puntos de la ciudad, las patotas del intendente se hicieron presentes en cada lugar amenazando a los participantes e instando a desistir de la protesta, llegando, incluso, a la agresión física" se deslizo en el escrito.

"El mismo 26 -continuó el documento- compañeros que llevaban adelante tareas proselitistas en el camino Centenario fueron impedidos de continuar con la actividad por parte de la fuerza de choque del intendente".

Poco después, el sábado 28 de marzo, Libres del Sur agregó que "ocurrió el, hasta ahora, más grave de los episodios, cuando en medio del apriete a un grupo de compañeras en 518 y 159, uno de los matones, identificado por los vecinos como Pablo Arroyo, esgrimió un arma de fuego".

"Hemos previsto un año 2009 con fuerte movilización social contra el deterioro de las condiciones de vida y con importante disputa política en torno a las elecciones. En ambos aspectos estamos decididos a ser protagonistas, más allá de las reglas de juego que quiera imponer el intendente", se afirmó en el comunicado, a la vez que se señaló que "hacemos responsable a Bruera, al PJ y a las demás autoridades municipales de la integridad personal de cada una y cada uno de las compañeras y compañeros"

Comentá la nota