Denuncian que los boliches de Constitución quieren quedarse con el "monopolio" de la nocturnidad

Tal como adelantó 0223.com.ar, representantes legales de la Cámara Marplatense de Bailables y Afines presentaron ante el Concejo Deliberante un proyecto de Ordenanza con el objeto de que se realicen modificaciones en aquellas legislaciones relacionadas con la nocturnidad por considerarlas "anacrónicas" y "contradictorias".
Específicamente, la propuesta del sector, presentada días atrás, consiste en que se establezcan horarios de cierre diferentes para bares y boliches bailables.

En ese sentido, la Dra. Patricia Perelló, apoderada de CAMByA, argumentó que el reclamo del sector al manifestar que "es necesario ordenar una cuestión que está totalmente desbordada para los vecinos, los jóvenes y la sociedad en general" y remarcó que "las 2 de la mañana es un horario conveniente para el cierre de bares".

Ante tal petición, los integrantes de la Cámara de Restaurantes Bares y Afines, entidad constituida por los propietarios de locales nocturnos de calle Alem, no demoraron en desestimar la iniciativa al calificarla de "locura".

Así lo afirmó en diálogo con 0223.com.ar, Gabriel Scornaienchi, integrante de CARBA, quien sostuvo este miércoles que establecer un horario de cierre a las 2 de la mañana "no va a solucionar absolutamente nada, más que lograr que muchos negocios se terminen fundiendo y más de 800 familias se queden en la calle".

"No entiendo porqué proponen ese horario de cierre, cuando ellos cerrarían a las 7 u 8 de la mañana como hacen siempre, que ilegalmente se exceden y cierran sus puertas a las 9 ó 10 de la mañana en el verano", advirtió, y analizó que "antes de hablar de horarios, hay cientos de cosas que solucionar que no les importa a la gente de Constitución; están mirando el beneficios de ellos, quieren seguir siendo el monopolio de Mar del Plata en lo que refiere a entretenimiento nocturno".

En esa línea, Scornaienchi criticó que "no se están midiendo las consecuencias cuando se habla del recorte del trabajo", al tiempo que admitió que "sabemos que a veces surgen molestias en el barrio, pero son en la calle y las mismas que se generan en Constitución".

"El tema es que en Alem tenemos dos vecinos de la Asociación Vecinal de Playa Grande que lo único que hacen de su vida es salir a denunciarnos todos los días y en Constitución no está pasando. El día que vuelva a ocurrir que los vecinos se quejen de las peleas en las calles y la violencia de los patovicas, además del ruido, les va a pasar lo que nos pasa a nosotros ahora. Ellos (por los bolicheros de Constitución) están aprovechando ese ruido para subirse a esto y beneficiarse", afirmó.

En tanto, el dirigente de CARBA dijo "confiar" en el criterio y en el "sentido común" de los concejales, "porque acá hay que ordenar un montón de cosas, como que haya seguridad en las calles, que no se permitan los desmanes ni que nadie orine en la puesta de ningún vecino o que se controle a aquellos conductores que circulan con equipos de música a todo lo que da, por ejemplo, pero sin dejarle de dar prioridad a las fuentes laborales que sostienen a centenares de familias".

En esa línea, cuestionó que las autoridades de "Inspección General de la Comuna le echan la culpa a la Policía y viceversa, y nadie hace nada". "Entonces, cuando la gente sale a denunciarnos, la culpa recae sobre nosotros, cuando los responsables son el Municipio y la Policía , que no ponen un mínimo de efectivos que actúen verdaderamente y que puedan hacer prevención y ordenar las calles", aseveró.

"SABEMOS QUE ESTAMOS FUERA DE LA LEY PERO LA MUNICIPALIDAD NO NOS DA HABILITACIONES"

En otro párrafo, Gabriel Scornaienchi reparó en la necesidad de "una decisión política" que conlleve la regularización de la actividad desarrollada en el circuito de Alem. Al respecto, indicó que "el Municipio debe regular para bien una actividad que realizamos desde hace más de 30 años; queremos que nos regulen lo que nos pertenece porque tenemos el derecho adquirido, no estamos pidiendo habilitaciones de discotecas, aunque en hay antecedentes de que en Alem existieron".

De ese modo, reparó en que, al ser autorizados únicamente a explotar sus locales en el rubro de cafeterías, "nos están obligando a fundirnos". "En su momento nos permitieron crecer e invertir en Mar del Plata, pero a la larga nos vamos a terminar fundiendo, algo que no entendemos porque somos negocios ordenados, pagamos nuestros impuestos y tenemos medidas de seguridad", enfatizó.

En relación con las acusaciones de los representantes legales de CAMByA sobre la falta de habilitaciones de los bares de Alem, Scornaienchi aceptó que "somos conscientes de que estamos dentro de la ilegalidad" y aclaró que "también es cierto de que hace mucho tiempo estamos pidiendo que blaqueen nuestro rubro".

"La Dra. Perelló sabe que estamos fuera de la ley pero desde siempre planteamos que nos den una habilitación. Hace rato que no se otorgan permisos ni habilitaciones y la Municipalidad nos labra actas todos los fines de semana; la Comuna tiene destinada la mayoría de los efectivos de Inspección General a inspeccionar a los bares Alem, mientras que en la ciudad debe haber muchísimos negocios que no están en regla", expresó, y sentenció: "Sentimos que hay una persecución impresionante hacia el sector, actitud que no entendemos porque estamos pidiendo la autorización para poder trabajar tranquilos".

Comentá la nota