Denuncian que en un boliche "dan la espalda a bandas locales" a raíz de desmanes de barrabravas

Integrantes del grupo de La Cuadra Rock and Roll debieron suspender el viernes pasado un recital previsto en el bar Abbey Road de avenida Juan B. Justo 620, luego de que el ingreso al lugar fuera escenario de disturbios entre simpatizantes de Aldosivi y de Alvarado.
Según explicaron los músicos marplatenses a través de un comunicado, cerca de la 21 del pasado 23 de octubre se dieron cita en el lugar alrededor de 50 personas identificadas con un club de la zona portuaria -muchas de ellas en estado de ebriedad- que, "mediante amenazas, insultos, golpes, arrebatos y mucha violencia, prohibieron la entrada de las personas que llegaban al recital dispersándolos en diferentes direcciones".

En este contexto, según el relato de los artistas, "la policía (ubicada en una sola camioneta, frenada en la puerta) no hacía más que mirar lo que ocurría a su alrededor, sin ni siquiera preocuparse de la seguridad e integridad física de las personas que se disponían a ingresar".

En consecuencia, y para evitar hechos de más violencia, la banda decidió suspender la fecha, motivo por el cual hicieron públicas sus disculpas "a todos los que hayan tenido que sufrir un altercado en la puerta o los alrededores de Abbey Road, a las bandas invitadas y sus seguidores, y a todas las personas que no pudieron llevar a cabo su trabajo debido a la suspensión", e invitaron a aquellos que ya habían adquirido su entrada a dirigirse al lugar donde la habían adquirido para que se les reintegre la totalidad del abonado.

"Asimismo, el lugar, en ningún momento brindó la tranquilidad ni el resguardo que alguien se merece en una situación tan comprometida como la que se vivió esa noche. Es más, luego de la cancelación del show nos exigieron la totalidad del dinero, echándonos las culpas y diciendo que era un problema nuestro y de nuestra gente (esa misma que afuera estaba siendo víctima de decenas de personas fuera de control).

Jorge "Lobo" Peláez, guitarrista de La Cuadra Rock and Roll, aclaró que "el grupo no se identifica con los colores de ningún club y trata de enarbolar en lo más alto la bandera del rock".

En ese sentido, lamentó los episodios ocurridos y reparó en que "nunca fuimos a hacer tribuna, nos enteramos después de terminar la prueba de sonido que afuera del lugar había un grupo de chicos identificados con el club de fútbol de la zona, Aldosivi, que venían a pelearse con la gente que nos viene a ver habitualmente, identificados con el cuadro contrario".

En tanto, cuestionó duramente la "inacción" de los efectivos policiales presentes en el ingreso al bar, así como la actitud de la de Abbey Road, "que se escondió detrás de una reja hasta que se calmaron los ánimos".

"Fue todo muy triste: teníamos en el camarín a un chico con la cabeza rota de un botellazo y había otro desnudo porque, además de golpearlo, le robaron toda la ropa", describió.

"Abbey Road no nos prestó seguridad en ningún momento, así que decidimos suspender el recital y, encima, los dueños del lugar se portaron muy mal con nosotros, ya que enseguida nos pidieron que les devolviéramos el dinero porque la fecha no se había hecho y nos culparon por los incidentes, cuando nosotros llevamos a nuestros shows a familias y no a barrabravas", criticó más adelante.

Finalmente, Peláez aseguró a 0223.com.ar que los propietarios del local "no se portan bien con las bandas locales y a nosotros nos dieron la espalda", tras lo cual consideró que "si nos hubieran avisado antes podríamos haber llevado nuestra propia seguridad y haber evitado este hecho lamentable".

Comentá la nota