Denuncian que es alarmante la situación de médicos municipales

La Asociación de Profesionales del Hospital San Bernardino denunció que la situación de los trabajadores de la salud, profesionales y no profesionales, en Hurlingham, es realmente alarmante y reclamó una urgente recomposición salarial.
Tanto a nivel provincial como distrital, los médicos vienen llevando a cabo distintas medidas de fuerza para reclamar por aumentos en los salarios básicos (de modo que también alcance a los jubilados del sector), sobre todo para aquellos profesionales que se desempeñan a nivel municipal, quienes «están realmente postergados, teniendo en cuenta las importantes inversiones en infraestructura hospitalaria que están haciendo en la provincia, pero que hoy por hoy no son más que cascarones vacíos», advirtió la citada fuente.

No obstante, en Hurlingham, este problema alcanza a la gran mayoría de trabajadores municipales, con sueldos de bolsillo que en muchísimos casos no llegan a los 1.000 pesos para empleados con diez años de antigüedad en la administración municipal, sin contar con la gran cantidad de trabajadores contratados que perciben mucho menos de esa cifra.

La política general de bajos salarios –más allá de los 13 mil pesos que por todo concepto percibe el jefe comunal– es impulsada por Acuña desde que asumiera como intendente, cuando anunció que su administración realizaría inversiones en obra pública pero con una «fuerte austeridad hacia adentro», según las propias palabras del intendente, lo que se refleja en magros salarios para los más de mil empleados municipales, entre efectivos, contratados y en negro, que en estos últimos casos alcanzan cerca del 50% de la plantilla municipal, según denunciara la oposición en el Concejo Deliberante.

Alarmante

A través de una solicitada publicada en diversos medios locales, la Asociación de Profesionales del Hospital Municipal, que al mismo tiempo es la seccional hurlinguense de la CICOP (organización sindical que reúne a los profesionales de la salud de la provincia), subrayó que la situación es «alarmante, teniendo en cuenta la postergada recomposición salarial y la ausencia de aumentos representativos que cubran las necesidades reales» de los trabajadores del sistema municipal de salud, que incluye a dicho nosocomio materno-infantil y a las salas periféricas.

Haciendo referencia a la campaña electoral que está llevando a cabo el oficialismo encabezado por el intendente Luis Acuña, donde se hace hincapié en los «hechos» realizados por la actual gestión, el mencionado organismo gremial sostiene que «la propuesta de levantar paredes, hechos, sin cuidar a los trabajadores médicos, paramédicos, profesionales y no profesionales, descuida a la población en general», a lo que añaden que «en épocas de epidemias, endemias y crisis, las paredes vacías no son soluciones. Los hechos –advierten– son otra cosa».

Por estas razones, la Asociación de Profesionales médicos y no médicos reclama que «las bonificaciones ya otorgadas se incluyan en el sueldo básico y se sume al aumento que propone la CICOP» a nivel provincial, que llega al 33% de aumento al sueldo básico.

Comentá la nota