Denuncian 5 abusos infantiles por día

Según datos del Centro Auxiliar Disciplinario, en Mendoza, en lo que va del 2009 se produjeron 155 casos. En el 2008 fueron casi 1.400.
En los últimos tres años, las cifras demuestran un alarmante aumento de los

casos de abusos a menores: en el 2006 se registraron 300 abusos y en el

2007, 900, mientras que el año pasado fueron casi 1.400, lo que significa

haber llegado a un récord histórico de cinco denuncias diarias, según datos

del Centro Auxiliar Interdisciplinario (CAI), de la Justicia de Familia.

Asimismo, en lo que va del 2009 se han registrado 155 casos, lo que significa

también cinco casos por día.

En el CAI están preocupados y en alerta por esta tendencia creciente y

aseguran que en la época estival se disparan los casos. Estos datos

preocupan al personal que trabaja en la Justicia de Familia, por lo que se han

hecho informes, investigaciones y estadísticas sobre los abusos en los niños.

Patricia Landi, abogada del CAI y quien realizó un informe sobre este tema,

mencionó que en noviembre del 2008 se presentaron 71 casos en tres

semanas, lo cual consideró como muy preocupante.

Landi dijo que en su circunscripción –Ciudad, Godoy Cruz, Luján de Cuyo,

Maipú, Las Heras, Guaymallén y Lavalle– reciben por día no menos de cuatro

chicos abusados, muchos de los cuales son bebés, aunque son derivados a

otras dependencias.

La abogada señaló que la mayor cantidad de abusos a menores se da en la

brecha que va de los tres a los catorce años, siendo las edades de 10 a 13

años las más propensas y abarcadas en las denuncias, siendo las niñas las

más afectadas.

También recalcó que preocupa de igual manera el gran número de niños

varones abusados. Del total de casos, 65 por ciento son niñas y 35 por ciento

son varones. “Creíamos que los ultrajes en los nenes eran en menor número,

pero comprobamos que esto se ha incrementado también en ellos”.

La especialista sostuvo que, normalmente, los casos de abusos no se refieren

sólo al acceso carnal con penetración, sino que muchos son toqueteos de las

partes íntimas de los niños, palabras abusivas o acercamientos provocativos.

Landi señaló que cientos de estas denuncias van a juicio, ya que muchas

veces se trata de alejar a la persona abusadora de la familia.

Asimismo, la abogada explicó que 90 por ciento de los casos denunciados

son ciertos y el resto es dudoso.

Además, explicó que la mayoría de los abusos a niños son efectuados por

familiares. “Tíos, hermanos y hasta abuelos son los principales denunciados.

También denuncian abusos tanto de maestros como de celadores. Los casos

de vejámenes por desconocidos son ínfimos”, amplió Landi.

“No solamente presentan este tipo de denuncias las personas de bajos

recursos, también hay gente de clase media que ha sido víctima del abuso de

algún familiar”, mencionó.

La especialista recalcó que el órgano del Estado no está preparado para tratar

estos hechos.

“La nueva ley nacional –26.061– tiene muchas falencias. En vez de encargarse

de los casos el Juzgado de Familia, los derivan al Órgano Administrativo, y

muchas veces la gente no sabe adónde recurrir”, explicó.

Comentá la nota