Denuncia penal por la usurpación

El propietario de las 14 hectáreas ubicadas en Naciones Unidas asegura que ayer siguieron ingresando ocupantes. Socios de otras cooperativas han decidido instalarse en sus terrenos ante el temor de más tomas.
La usurpación de un predio de 14 hectáreas ubicado en calle Naciones Unidas y Circunvalación ocurrida el jueves, llegó a una nueva instancia con la radicación de una denuncia penal en Fiscalía por parte del dueño de la propiedad ocupada.

Carlos Romero, legítimo poseedor de las tierras junto con su familia, aseguró ayer a este diario que el miércoles hizo la denuncia ante la fiscal de turno ya que le resultó imposible hacer ese trámite en sede policial. El hombre explicó que el predio usurpado por unas 200 familias que aseguran no pertenecer a ninguna agrupación política, es propiedad de toda su familia. En las primeras horas de la toma había trascendido que el terreno pertenecía a la Municipalidad de Cipolletti, lo que fue descartado por Romero. Desde el Municipio aseguraron que no habrá negociaciones con ocupantes, una política de acción ya conocida del Ejecutivo local, y que pidieron presencia policial en el sector.

Excusas de los ocupantes

Romero explicó ayer que al contactarse con las personas que ingresaron a las 14 hectáreas de su familia, le explicaron los motivos que los habían llevado a adoptar esa decisión y que incluso le mostraron documentación para intentar respaldar su accionar. De este modo uno de los organizadores de la ocupación presentó a Romero un documento que daría cuenta de una posible contaminación de las tierras del paraje El 30 en las cuales les habría propuesto el intendente Alberto Weretilneck instalarse.

Notablemente consternado por la situación que lo perjudica a él y a su familia Romero expresó que las parcelas de calle Naciones Unidas (frente al plan de viviendas del Anaí Mapu), son una inversión y que hace años que forman parte del patrimonio familiar. Confirmó Romero que por esa razón él resolvió hacer la denuncia en Fiscalía de turno, para lo cual adjuntó la documentación que comprueba que el predio les pertenece.

Finalmente el damnificado aseguró que durante la noche del jueves y ayer continuaron ingresando familias y personas sin hijos a las tierras ahora usurpadas, las que montaron sus carpas para instalarse allí.

Ayer durante todo el día continuó fuerte la presencia de vehículos policiales en la zona de la toma, con varios patrulleros haciendo recorridas, presuntamente con el objetivo de evitar hechos de violencia y posibles ocupaciones de otros terrenos lindantes con el usurpado el jueves.

Comentá la nota