Una denuncia penal que roza a Moreno.

Horas después de haber criticado la política de precios del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, el jefe de la Cámara de Supermercadistas Chinos, Miguel Angel Calvete, denunció haber recibido amenazas telefónicas debido a ese posicionamiento.
"Las llamadas que nos llegaron hoy [por ayer] vinieron, casualmente, poco después de unas declaraciones radiales sobre este tema", dijo Calvete en diálogo con lanacion.com . "Estamos haciendo una denuncia penal respecto de esto", agregó.

El sector había cuestionado hace pocos días al Gobierno por haber elegido "tan sólo a cuatro o cinco proveedores", de entre los más de 50 ofrecidos para cumplir con el acuerdo de precios al que habían llegado con las autoridades para contener el alza de la inflación, en una canasta de unos 120 productos. "De esos 120 productos de la canasta básica sólo podemos cumplir con 30", había denunciado Calvete.

"En los últimos tiempos, con el período preelectoral, las cosas tomaron un cariz tragicómico. Pedían determinadas cosas imposibles de cumplir. Es un estilo de él [por Moreno]. Ha sufrido un desgaste tal que le han perdido el respeto que le tenían inicialmente", dijo Calvete. Añadió que, desde hace un mes, la Cámara le manifiesta a Moreno que los acuerdos que el Gobierno pretende que se hagan públicos son imposibles de cumplir.

Sobre las amenazas, Calvete denunció haber recibido "llamadas extrañas" y haber tenido "algunos problemitas telefónicos". No acusa al secretario de Comercio de haber realizado las amenazas, pero se permitió dudar de si esas llamadas no pudieran provenir "de alguna persona más papista que el Papa".

Y enfatizó: "Evidentemente, a alguien le molestó lo que estamos diciendo".

Comentá la nota