Denuncia penal de gremios en contra de la Caja por un error de Giordano

Clavijo, de Luz y Fuerza, dijo que bloquear cuentas tras haber acreditado pagos sería "hurto". Ferro, de la Bancaria, expresó que sería "inconstitucional" y afecta la "seguridad jurídica".

La decisión del titular de la Caja de Jubilaciones, Osvaldo Giordano, de abonar el retroactivo a pasivos del Banco Provincia y de la Empresa Provincial de Energía de Córdoba (Epec), sin consultar antes al Ministerio de Finanzas si estaban los fondos, motivó que ambos sindicatos realizaran ayer una denuncia penal en los Tribunales II, al entender que al bloquear las cajas de ahorro de los jubilados para impedir el cobro, «algún ente gubernamental» habría cometido un delito.

Los secretarios generales de la Asociación Bancaria y de Epec presentaron ayer una denuncia penal al interpretar que "el día 28 de agosto, la Caja de Jubilaciones procedió a depositar los montos correspondientes en las cajas de ahorro de cada jubilado, las cuales fueron bloqueadas por alguna entidad gubernamental, violando expresamente el derecho a la propiedad privada de cada individuo, el cual faculta sólo al titular para extraer dinero de su caja".

El problema comenzó luego que Giordano decidiera pagar los retroactivos a 9.000 jubilados de la Bancaria y de Epec (que legalmente les correspondía), por un total de 40 millones de pesos, sin informarse antes a través del ministro de Finanzas, Angel Mario Elettore, si la Provincia disponía de los fondos extras para afrontar el compromiso, en un momento en que el gobernador Juan Schiaretti declaraba públicamente el "estiramiento" de los pagos a los activos por falta de dinero, y amagaba ante la Nación la posibilidad de declarar la "emergencia económica".

El "desconocimiento" de la situación de los números provinciales habría motivado un duro reproche del gobernador al titular de la Caja, ya que ahora el "error" derivará en la intervención de la Justicia con imprevisibles resultados, y el aumento del malhumor de los jubilados y sindicalistas, que vieron esfumarse de sus bolsillos la nada despreciable suma de diez mil pesos.

Santiago Clavijo (Epec) explicó que "una vez que se acreditó el dinero, el único que puede disponer del mismo es el titular de la cuenta, por eso en la presentación que hicimos decimos que la figura podría encuadrarse en la de hurto".

Elettore salió a aclarar ayer que los jubilados bancarios y de Epec ya tienen acreditados sus haberes con el aumento correspondiente a agosto, y criticó a la Caja de Jubilaciones al no haber notificado el pago del retroactivo. «Nos enteramos a último momento de que el pago de jubilaciones y pensiones tenía casi 40 millones de más. Se habían liquidado retroactivos sin consultar a Finanzas», apuntó el titular de la cartera en dirección a Giordano.

Elettore agregó que "estamos en un momento en que estiramos el cronograma para poder pagar a los activos" (irá desde el 3 hasta el 10), por lo que el retroactivo "que no había sido consultado y que viene desde hace mucho tiempo, será abonado a partir de una nueva reprogramación de la deuda ".

La regularización de esos pagos estaría vinculada a que la Nación envíe los recursos de la deuda que reclama la Caja de Jubilaciones y Pensiones, y que hoy acumularía 176 millones de pesos.

Ayer en varias sucursales del Banco de Córdoba hubo demoras en el pago a jubilados debido a que estaba caído el sistema, lo que motivó protestas y mayor malestar.

Por su parte, Raúl Ferro, titular de la Asociación Bancaria, calificó a la situación de "inconstitucional" y expresó que con esta maniobra de bloquear las cajas de ahorro, "se le ha metido la mano en el bolsillo al jubilado".

"La Bancaria está preocupada por la inconstitucionalidad de la medida, porque la plata estuvo y figura en los recibos, pero la sacaron, con lo que se produjo un desvío de fondos que genera en el Banco de Córdoba una inseguridad jurídica total", acotó.

Polo sanitario

En tanto ayer manifestaron durante tres horas por turno en el Polo Sanitario los empleados del sistema de salud, resintiendo el servicio de manera notoria, y cortando el tránsito vehicular frente a los Hospitales San Roque y Rawson.

El gobernador, Juan Schiaretti, ratificó que de persistir la conflictividad enviará "esta semana" el acuerdo firmado con los estatales en marzo, para que la Secretaría de Trabajo de la Provincia "interprete la cláusula" que podría reabrir la discusión salarial, la que dice textualmente que habrá nuevas negociaciones «si hay cambios sustanciales en las variables macroeconómicas que afecten el poder adquisitivo del salario».

En la pasada movilización de docentes y empleados públicos, el viernes pasado, el secretario General del Sindicato de Empleados Públicos (SEP) José Pihen, amenazó al gobierno provincial con hacer "retención de tareas" si los sueldos no eran depositados hasta el cinco del corriente, tope del plazo legal para efectivizarlos.

Mientras el conflicto con los estatales "arde", Giordano puso su "granito de arena" para exacerbar los ánimos de aquellos sindicatos que todavía no habían salido a la calle a protestar, pero que ayer lo hicieron de manera contundente en los Tribunales.

En los pasillos de la Casa de las Tejas atribuyeron la distracción de Giordano a sus otros trabajos de consultoría, que lo obligarían a alejarse, a veces, hasta tres días por semana para dedicarlos a esos menesteres.

Comentá la nota