Denuncia penal contra Amado Boudou y la ANSES

Claudio Lozano dice que el organismo compró $ 2.000 millones en bonos de la deuda que no cotizan en el mercado. Es una operatoria prohibida.
Amado Boudou debió soportar un mal trago al presentar ayer el presupuesto 2010 en el Congreso. El diputado Claudio Lozano (CTA-Proyecto Sur) aprovechó la visita del ministro de Economía para denunciarlo penalmente junto a directivos de la ANSES por presuntos manejos irregulares con los fondos del ente previsional. Según el legislador, la repartición que administra las jubilaciones y pensiones compró bonos de la deuda cuya adquisición tendría vedada, a fin de "inflar" los resultados de los últimos canjes de títulos ideados para aplazar pagos. Las operaciones involucran más de $ 2 mil millones, y la ANSES habría perdido plata al convalidar precios superiores a los de mercado.

La denuncia fue radicada en el Juzgado Federal Nº 9, a cargo de Octavio Aráoz de Lamadrid. Allí Lozano denunció a la ANSES por haber comprado préstamos garantizados (PG), algo que prohíben las leyes del sistema jubilatorio –más específicamente, la 24.241– y que el ente jubilatorio igual realizó al amparo de un decreto reglamentario del año pasado.

Para el diputado y dirigente de la CTA, aliado de Pino Solanas, el Ejecutivo incurrió así en "un hecho inadmisible, toda vez que un decreto no puede modificar ni alterar el espíritu ni la letra de una ley".

Pero más allá del cuestionamiento institucional, Lozano denunció que los bonos fueron comprados "a un valor que nadie conoce" porque "no cotizan en el mercado secundario, como deben hacerlo todos los que se compren con el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la ANSES".

A partir de la información oficial sobre los canjes de deuda y pese a que no hubo detalles sobre la operatoria puntual con los PG, Lozano calculó que "el fondo debió haber comprado entre diciembre de 2008 y febrero de 2009 unos $ 2.173 millones" en esos papeles, que en su mayoría acumulaban grandes bancos locales y financistas.

Según la denuncia, para esos bancos y acreedores privados del Estado "no tenía sentido económico canjear títulos que amortizaban (se pagaban) en su totalidad entre mayo y junio de 2009 por otros que se amortizarán en 2014 y con valor presente de la mitad de lo que se cobraría en unos meses". Por eso la ANSES habría intentado "convencerlos" pagándoles más, aunque el detalle del precio no se informó.

"Es un tipo de operatoria muy oscura porque no hay registros públicos ni precios que pueda conocer todo el mundo. Son contratos entre privados y puede haber habido un desfalco gigantesco", dijo Lozano.

Para peor, agregó, las operaciones se hicieron a través de la sociedad de bolsa Facimex, "que siempre apareció vinculada con las historias más negras del mercado financiero".

La denuncia es contra Boudou como ex director ejecutivo de la ANSES, cargo que ocupaba hasta que fue designado ministro. Pero también abarca a Diego Bossio, su actual titular, y al abogado Sergio Chodos, ex encargado de administrar el Fondo de Garantía de la ANSES (donde se acumulan más de $ 120 mil millones) y actual director del Banco Central.

Comentá la nota