Denuncia de mapuches

ZAPALA (AZ).- La Confederación Mapuche denunció "amenazas" de parte de efectivos policiales y un funcionario municipal de El Huecú contra miembros de la comunidad Maripil a quienes se intentó desalojar de un campo en cercanías de esa localidad.
La werken Silvia Claleo advirtió que esas tierras les pertenecen ancestralmente y anunció que no abandonarán el predio más allá de las presiones.

"El Peral y Bajada del Mallín forman parte del territorio ancestral de la comunidad Maripil la cual estuvo durante cinco años usurpado por quien hoy es el secretario de gobierno del municipio de El Huecú quien a la ves ocupó el territorio de una pareja de ancianos en el paraje denominado la Y, en el año 2008" afirmó a través de un comunicado emitido por el Consejo Zonal Picunche.

"Lo mas grave es la permanente provocación de manera violenta que ejerce tanto desde su espacio de funcionario como de propietario de lo que no le pertenece, aún más en un municipio que se caracteriza por declararse intercultural, por lo cual sus funcionarios deben ser los primeros en respetar y ejercer el rol de respetar los derechos ancestrales de nuestro pueblo y no de ser los primeros en usurpar nuestros territorios bajo la complicidad de la policía local quien debe estar al servicio y el resguardo de los habitantes y no avalando a un violento" agregaron las organizaciones mapuches.

La causación apunta contra el secretario de Gobierno, Diego Puentes, y varios efectivos policiales de la comisaría número 33 de El Huecú a quienes los integrantes de la comunidad Maripil responsabilizan por "intimidar con el objeto de desalojar los predios".

Comentá la nota