Denuncia contra ex sindicalistas por librar 137 cheques sin fondos

Corresponden a los últimos cinco años. Las sumas individuales son muy altas: oscilan entre $ 8.000 y $ 13.590. A raíz del descalabro financiero ya se trabaja en una denuncia y una asamblea, prevista para el 13 de este mes.
"No nos queda otra alternativa que denunciar a la anterior gestión porque nuestras cuentas se encuentran al rojo", anunció ayer Manuel Gustavo Suárez, flamante titular del Sindicato Unión de Obreros y Empleados Municipales (Suoem).

El hombre asumió en el cargo el 2 de julio pasado y los primeros destellos de las finanzas no son los mejores, según reveló ayer a EL LIBERAL, acompañado por la asesora de la entidad, la abogada María Pía Reinoso.

"Nos preocupa el estado patrimonial del gremio. Ese mismo 2 de julio llegamos con un escribano. Las ex autoridades se retiraron llevándose la chequera del sindicato y aún no regresan. No sabemos qué pensar, pero el presente no es el mejor", lamentó Suárez.

Detalló que "lo más alarmante son 137 cheques sin fondos, librados desde el 2005 a esta parte. Algunos, por montos de $ 13.590, $ 10.000, $ 9.000 y $ 8.000. Ignoro quiénes son los receptores de esas órdenes bancarias y por qué aún no demandaron al gremio".

Ahondó: "No es todo. El balance del año 2008 no ha sido cerrado, menos aprobado. Los de los años 2005, 2006 y 2007 fueron hechos a libro cerrado. Llama poderosamente la atención la falta de cuidado, transparencia y decoro en el manejo del patrimonio de una entidad con 435 afiliados".

Delitos Económicos

Suárez y Reinoso manifestaron: "Esta documentación, muy desprolija, derivará en una denuncia penal ante la División Delitos Económicos. Estamos recabando más pruebas para llevarlas ante la Justicia porque es nuestro deber".

Profundizaron su desconcierto: "No sabemos cómo operaron en estos años. Hay ausencia de la comisión revisora de cuentas y del propio municipio, cuya función debió haber sido la realización de al menos una auditoria. Nunca nadie pidió explicaciones".

De lo descubierto en los primeros días, también enumeraron "el bloque de cuentas por más de $ 4.000 por parte de la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip)".

Explicó que el monto corresponde "apenas a junio-julio del 2009. Al parecer, no se realizaban aportes a los empleados municipales y la Afip no tuvo otra variante que inmovilizar una de las tantas cuentas hoy carentes de transparencia".

Suárez adelantó a este medio que la tarea de sus abogados y contadores devendrá en una auditoria inmediata. "Con los resultados, acudiremos ante la Justicia para que sea ella quien establezca qué sucedió y eventualmente resuelva el rumbo por seguir", enfatizó.

Comentá la nota