Denuncia contra funcionarios de Jaque.

Un grupo de promotoras del programa "De la Esquina a la Escuela", que puso en marcha el Gobierno de Mendoza a través del Ministerio de Desarrollo Social de la provincia, fueron despedidas de sus trabajos al reclamar "por los haberes adeudados al propio gobernador Celso Jaque y al secretario general de la gobernación, Alejandro Cazabán, motivo por el que directivos de la sede administrativa de la Capital Alterna nos dieron de baja por no haber respetado las jerarquías", señalaron algunas de las damnificadas que visitaron nuestro diario.
Para hacer conocer la situación estuvieron en nuestra redacción tres de las diez promotoras despedidas: Florencia Sombra, Mariela Gañan y Nuria Acauchi, quienes señalaron que "nuestra tarea consistía en buscar chicos de la calle en situación de riesgo social, que tuvieran entre los 14 y 18 años y con un año de deserción escolar".

"El asunto es que -continuaron- empezamos a trabajar en octubre del año pasado, previo dos días de capacitación relacionados con técnica social. Todo fue bien hasta febrero, cuando nos dejaron de pagar y comenzamos a reclamar por nuestro dinero. Inclusive a los chicos del programa rescatados de la calle debían abonarle un incentivo de 100 pesos mensuales para que no abandonaran el programa, y jamás se lo pagaron desde que comenzó el mismo en octubre, una deuda que alcanza los 96 mil pesos en total".

Manifestaron que, pese al tiempo transcurrido sin cobrar lo adeudado, durante la visita de la presidenta de la Nación a San Rafael "logramos entrevistar al gobernador Jaque y a Cazabán, especialmente a este último, a quien le hicimos conocer la situación; éste llamó entonces a la ministra Ruggeri (de Desarrollo Social), quien ya nos había mentido en muchas oportunidades, e incluso por algunos medios había dicho que nos habían pagado cuando eso era una falsedad, para que diera una explicación, y respondió que al día siguiente cobraríamos. Eso pasó hace un mes y aún no lo hacen".

Apuntó Gañán que "cuando Sergio Mirón, que es el que reemplazó a Rodríguez en la 'Capital Alterna', se enteró que habíamos hablado con Jaque y Cazabán nos cesanteó, pero sin pagarnos la deuda. A partir de allí recibimos permanentes amenazas para que nos callemos la boca, incluso han entrada a mi casa y se llevaron los papeles del trabajo, y a Florencia la llaman por teléfono intimidándola. Estas denuncias están hechas en la Comisaría 32".

Agregaron que "lo peor de todo es que como nosotros poníamos la cara contrajimos deudas para actividades recreativas, porque había un fondo de 5 mil pesos para eso, gastaron sólo 2 mil y de los otros tres mil nadie sabe que pasó, y los padres de los chicos, a quienes les habían prometido el subsidio de cien pesos por mes, nos reclaman la deuda a nosotras por el solo hecho que fuimos quienes hablamos con ellos para integrarlos al programa".

Dijeron también que "desde hace días que recibimos aprietes desde la sede administrativa de la Capital Alterna para que no sigamos hablando, y todo porque queremos cobrar lo nuestro. Entonces nos encontramos que nos mienten desde todos lados; Mirón y otros se han hecho dueños del lugar, ellos eligen a quienes dejan o no trabajando, sin olvidar las cosas que pasan allí adentro. Lo único que nosotros queremos es que nos paguen, que no nos sigan mintiendo ni el gobernador Jaque, ni Cazabán, la ministra Ruggeri, ni Mirón, entre otros".

Comentá la nota