Denuncia contra su familia política complica más a Jaque

En Neuquén investigan a la empresa de los Landete porque elaboraría productos sin habilitación. El Ministerio de Salud local aportó un informe negativo para la firma.
Al gobernador, Celso Jaque, le surgió un nuevo problema donde menos lo esperaba. Ahora la empresa de su familia política está envuelta en una investigación por irregularidades en la elaboración y comercialización de productos en la provincia de Neuquén.

Ricardo Landete, cuñado del mandatario y subsecretario de Planificación de Salud, y Liliana Landete, esposa de Jaque, quedaron involucrados por las actividades comerciales que su familia lleva adelante enChos Malal. Pero el caso también repercutió en el Gobierno mendocino y la interna del Ministerio de Salud.

Según consta en una serie de actuaciones administrativas, el supermercado de la familia Landete elaboró productos que no tenían habilitación y, en un caso, usaba un registro aparentemente falso.

Se trata de tomate triturado marca "Finca Landete", que llevaba en sus etiquetas un número de registro de empresa y producto que en realidad pertenecían a otra fábrica. Pero, además, están en una situación similar otros productos, como un licor y miel. La investigación llevada adelante en Neuquén tiene varios meses y aún no hay una resolución.

Según aseguraron desde esa provincia, los productos no estaban en malas condiciones y sólo se investiga "el etiquetado", es decir si se elaboraron en un establecimiento habilitado o si se fraguó la certificación.

El RNE es el registro que certifica la habilitación de un producto alimenticio para su consumo.Es otorgado por la Anmat (Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica). El RNP es la habilitación específica para un producto. La familia Landete usó, aparentemente, un número de otra empresa para simular la habilitación.

El rebote en el Gobierno

En Mendoza, la denuncia la hicieron pública empleados del Ministerio de Salud.El martes por la tarde circuló un correo electrónico con la documentación sobre el tema que llegó a las redacciones de todos los medios de la provincia y también a los principales despachos de Casa de Gobierno.

Ayer, hasta última hora, Jaque y Landete debatieron la situación. Incluso, según trascendió, habría participado otro cuñado del mandatario, que estaría a cargo del negocio y viajó desde Neuquén para explicar el caso personalmente.

El supermercado "Landete" es el comercio más importante de la localidad de Chos Malal, un pueblo de 20 mil habitantes ubicado en el extremo norte de Neuquén.Allí los padres de la esposa de Jaque desarrollan todas sus actividades comerciales desde hace más de 40 años. Como parte de sus ofertas, el supermercado promociona productos con marca propia.Así se exhiben desde conservas hasta champán.

La investigación se inició por parte de los agentes del Departamento de Higiene de los Alimentos de esa provincia, que intentaron averiguar la procedencia de algunos productos de la marca "Landete". En el caso del tomate, los pedidos llegaron hasta Mendoza, justo a una repartición a cargo de Ricardo Landete.

Desde Neuquén pidieron al Ministerio de Salud mendocino que certificara si la marca "Finca Landete" estaba autorizada con los números de registro que figuraban en la etiqueta. La respuesta fue negativa, pues los números indicados pertenecían en realidad a Exin SRL, una empresa de San Rafael que negó por nota haber dado alguna autorización a Landete para comercializar productos.

El encargado de firmar los despachos confirmando la irregularidad fue Carlos Delamarre, director de Higiene de los Alimentos y enemigo interno del subsecretario Landete.

Delamarre no sólo confirmó que había una irregularidad en el etiquetado, sino que sugirió profundizar las medidas contra la empresa de su jefe. "Se sugiere que se proceda a su intervención o decomiso", dice Delamarre en la nota enviada a Neuquén, haciendo referencia a la mercadería en cuestión.Además, pidió que le envíen la documentación del caso para seguir una investigación local.

El Ministerio de Salud es un descontrol interno desde hace tiempo. El epicentro de los conflictos están en el Departamento de Higiene, donde hay fuertes denuncias cruzadas por falta de control, supuesta corrupción y malos tratos a los empleados.Incluso el ministro Sergio Saracco hizo pública la anarquía cuando dijo en la Legislatura que Landete no respondía a sus órdenes.

Jaque los ratificó en sus cargos a pesar de que hubo pedidos del peronismo para que ambos fueran removidos.

Comentá la nota