La denuncia de los concejales contra Bravo llegó al STJ

La demanda de los cinco concejales opositores de 25 de Mayo contra el intendente David Bravo por "abuso de poder" porque no les quiso pagar los sueldos de diciembre, pasó al Superior Tribunal de Justicia luego que el juez de General Acha, Manuel Alvarez, se declaró incompetente en esa investigación. En tanto, ayer se debía realizar la sesión extraordinaria para tratar el aumento de impuestos que pretendía imponer el jefe comunal, pero los ediles decidieron no acudir. También se supo que desde la radio municipal se habría anunciado que la comuna abonaría finalmente los haberes, aunque hasta la tarde no había mayores novedades.
Miriam González, la concejala del Frente para la Victoria, dijo a LA ARENA que el tribunal achense decidió ayer por la mañana declararse incompetente en la acción de amparo que habían presentado esta semana, ya que alegó que es una cuestión netamente administrativa y municipal. Y por eso la denuncia de González, Jésica Suárez (MPV Lealtad al Pueblo) Alejandro Ortega (PJ), Darío Jiménez (FPV) y Angel López (FPV) pasó directamente al STJ en Santa Rosa. Los ediles están patrocinados por los abogados santarroseños Javier Díaz y Sebastián Bernardi.

Además, González dijo que ayer finalmente no sesionaron porque "la situación está muy tensa y en estas condiciones no se puede hacer. Teníamos un proyecto alternativo al de Bravo para las subas y lo íbamos a presentar, pero en estas circunstancias no se puede sesionar".

Por su parte, durante la emisión de la radio municipal, el director de ese medio habría manifestado que la comuna pagaría los haberes a los ediles. Hasta la tarde el dinero todavía no había sido depositado.

Los cinco concejales de la oposición a Bravo no cobraron sus haberes correspondientes a diciembre ya que el intendente, según informaron públicamente sus funcionarios, no quiso pagarlos porque "no trabajaban". Fue después de la negativa de los ediles de aprobar sin más un aumento de las tasas de hasta el 550%. Los representantes querían discutir las subas y pretendían que fueran en forma progresiva. Ante esta situación, los cinco denunciaron una suerte de extorsión por parte del Ejecutivo local hacia ellos y acudieron a la justicia.

Este es un capítulo más de la crisis institucional que vive 25 de Mayo desde la asunción de Bravo en 2007. Nuevamente el Concejo Deliberante está sin sesionar, como ha ocurrido en otras oportunidades, luego de medidas que el intendente ha tomado en forma arbitraria. La oposición es mayoría en el Concejo de 25 de Mayo, ya que cuenta con cinco de los ocho integrantes, y Bravo necesita las tres cuartas partes para aprobar la tarifaria, que son seis representantes.

González había indicado esta semana, antes de la presentación en General Acha, que la conducta de Bravo "es abuso de poder porque no hay justificativo para que no pague, es una forma de extorsión ya que no se aprueban las cosas como él quiere. Esto nos lleva a ahondar aún más las diferencias que tenemos con el intendente desde que asumió".

Comentá la nota