Una denuncia bolivariana de alto vuelo

El gobierno de Hugo Chávez difundió el diálogo grabado entre el piloto de una aeronave de la Marina norteamericana y un operador en el aeropuerto de Caracas. Para el Comando Sur, sólo se trató de un error en medio de una operación antidrogas.
A una semana de denunciar un supuesto plan de Estados Unidos para agredir a Venezuela, el gobierno de presidente Hugo Chávez presentó una grabación que "prueba" el ingreso no autorizado de un avión militar norteamericano a su espacio aéreo.

La aeronave, un S-3B Viking de la Armada, había partido de la base que el Comando Sur opera en la isla holandesa de Curazao, ubicada a sólo 90 kilómetros de las costas de Venezuela y a 300 de Caracas.

"El 17 de mayo de 2009 un avión de guerra estadounidense violó nuestro espacio aéreo y una zona de exclusión de vuelo como lo es la Base Aérea de La Orchila; nosotros tenemos los registros de las conversaciones de la torre de control con el avión donde se le preguntó el motivo de incursión", explicó el vicepresidente Ramón Carrizález.

El vocero del Comando Sur, Stephen Lucas, admitió la existencia del vuelo, pero dijo que sólo era una misión antinarcóticos que no se percató de su posición real. "Se trató de una anomalía, no es nuestra manera usual de proceder", aclaro el funcionario.

Las explicaciones no convencieron a Caracas, que insiste en denunciar una inminente operación militar norteamericana desde las Antillas holandesas o alguna de las siete bases que Estados Unidos opera en Colombia. Y en un comunicado de su cancillería dijo que dudaba de que "las instalaciones que el gobierno de Holanda ha puesto a la disposición de contingentes militares norteamericanos sean utilizadas para la lucha contra el narcotráfico". Por eso exhortó "a las autoridades holandesas a abstenerse de agredir a Venezuela o prestar su colaboración para tal fin". Ámsterdam rechazó el reclamo de Caracas.

La conversación difundida por la televisión estatal venezolana se desarrolla en inglés y su traducción al español apareció en la parte baja de la pantalla a modo de subtítulos. De acuerdo con esta traducción, el piloto responde a preguntas a la torre de control del aeropuerto venezolano de Maiquetía.

"¿Es aeronave de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos?", le pregunta el operador, a lo que el piloto responde que pertenece a la Marina. La Torre le aclara entonces que "está volando un área prohibida dentro de la FIR (Región de Información de Vuelo) Maiquetía. ¿Tiene usted autorización de las autoridades venezolanas para volar en el espacio aéreo de Maiquetía?". "Mowler uno cero, eso es negativo. Yo estaba por error –admite el piloto– no estaba consciente de volar este espacio aéreo, así que yo regreso a Curazao".

El gobierno de Venezuela reveló semanas atrás que tenía una prueba "irrefutable" de la presencia no autorizada de aviones espías norteamericanos salidos desde Curazao o Colombia. Sin embargo, el gobierno de Barack Obama no contestó la acusación hasta ayer, cuando la televisión estatal venezolana difundió la grabación.

El argumento del Comando Sur, que tiene jurisdicción sobre las bases de Curazao y Colombia, es que todo se trató de un "error" del piloto. Al mismo tiempo, insistió en que las operaciones que realiza en la región están destinadas únicamente "a la lucha contra el narcotráfico".

Tras la denuncia pública, Caracas prepara ahora una protesta formal contra Estados Unidos y Holanda. El gobierno de Chávez está convencido de que el país europeo se ha sumado a un plan norteamericano contra la revolución bolivariana, una acusación que Ámsterdam ya tildó de "fantasiosa".

Comentá la nota