Denuncia anónima de coimas salpica al instituto en el que se forman policías

Aseguran que la cúpula del organismo pidió plata a un alumno para obtener el título. El director abrió un sumario. Polémica.
Una denuncia por coimas salpica a la cúpula del Instituto Universitario de Seguridad Pública (IUSP), donde los futuros policías reciben la formación académica y práctica. Se trata de un anónimo que tomó estado público en el establecimiento y por el que se abrió un sumario investigativo para conocer los responsables. Hay fuertes sospechas de que la acusación provendría de una interna policial.

En el escrito, que circuló por varias oficinas del Instituto hasta llegar antenoche a la Dirección, se denuncia un caso puntual. Aparentemente, sería de un egresado que habría intentado obtener su título (en el IUSP se otorgan los títulos de Técnico Universitario en Seguridad Pública y Licenciado en Seguridad Pública) y que por él, le habrían pedido una suma abultada de dinero que no está contemplado en el reglamento.

Según rumores, serían 10 mil pesos. La acusación menciona al director general de la institución, Leonardo Fabián Comperatore; al director académico, Rodolfo Arland; a su secretario, César Chavarría y a un civil que hace las inscripciones de los alumnos, Jorge Molina.

Consultado por Los Andes, Comperatore (un hombre de estrecha confianza del jefe de Gabinete del Ministerio de Seguridad, Eduardo Bauzá) expresó: "Se trata de un anónimo que llegó anoche (por el miércoles en la noche), en el que se menciona un caso especial. Es un papel que han tirado por distintos lugares. Hemos abierto un sumario de investigación porque queremos estar seguro de que se estén haciendo las cosas bien".

El director general , quien estaba anoche en Buenos Aires, negó estar involucrado en la acusación: "Me mencionan, pero no me involucran. En realidad en el anónimo hablan de varias personas, por eso hemos abierto el sumario", dijo.

Este diario intentó comunicarse con Arland pero se había retirado al mediodía del Instituto luego de haber pedido licencia por un mes sin goce de sueldo. Una versión indicaba que está decisión la tomó para que lo investigaran. Comperatore, en cambio, se encargó de negarla. "Se trata de una licencia por un mes que ha decidido tomarse el director académico, pero por un tema personal", aclaró.

En general, en el personal del IUSP hay malestar por la situación y temor que esta situación pueda afectar al desempeño del establecimiento. Algunos docentes consultados, en cambio, no se sorprendieron por el hecho y se mostraron en contra de Arland porque lo consideraron "autoritario". Otros, lo acusaron de "impulsivo".

En el Instituto circulan dos hipótesis respecto del anónimo. Por un lado, se sospecha de personas cercanas a los gremios, quienes tendrían muchos inconvenientes con las autoridades (inclusive desde la gestión del ex director general, Hugo Duch) y estarían a punto de iniciar un juicio por los salarios mal liquidados de los docentes.

Pero la versión más fuerte apunta directamente a la interna policial. Se trataría de policías de muchos años de antigüedad quienes estarían disconformes con la formación que se da en el IUSP. Concretamente, se opondrían a la formación "demasiado académica y poco práctica", que brinda el establecimiento educativo y de esta manera, estarían enviando un mensaje al ministro de Seguridad, Carlos Ciurca.

Comentá la nota