Dentro de 30 a 90 días se pondría en funcionamiento el Tren del Valle

Ese fue el compromiso que obtuvo de Nación la vicegobernadora Ana Pechen. El material rodante llegará el lunes procedente de España. Los elementos ferroviarios habrá que adaptarlos a las trochas y realizarles los arreglos para que puedan ser utilizados. El tren unirá Chichinales con Senillosa.
El Tren del Valle dejaría de ser un proyecto y se transformaría en un hecho concreto para la región. Al menos es lo que se desprende de la reunión que ayer la vicegobernadora de Neuquén, Ana Pechen, junto a su par de Río Negro, Bautista Mendioroz, mantuvieron en el Ministerio de Economía de Nación. Allí quedó establecido el compromiso de parte del subsecretario Nacional de Transporte Ferroviario, Antonio Luna, que en un plazo de entre "30 a 90 días podrá estar rodando en la zona del Alto Valle" la tripla que arribará al país procedente de España y que se llevará a los talleres de Remedios de Escalada.

Así lo informó la propia Pechen al término del encuentro, quien destacó, además, que el motivo de la visita a Buenos Aires fue "ratificar el apoyo de los gobiernos de Neuquén y Río Negro a este emprendimiento del Tren del Valle, que es altamente sentido por los habitantes de ambos distritos"

La vicegobernadora explicó que el primer embarque con los materiales rodantes para el ferrocarril se estará recibiendo en estos días (será el lunes) y que habrá que adaptarlos a las trochas, teniendo en cuenta que la de España presenta una diferencia de 8 milímetros con respecto a la existente en la vía General Roca del tramo comprendido en el Tren del Valle.

La concesionaria del tramo es la empresa Ferrosur SA; no obstante para la prestación del servicio el gobierno nacional evalúa la posibilidad de hacerlo con la Sociedad Operadora Ferroviaria -SOF-, empresa constituida por el Estado.

"Con este encuentro -a través del subsecretario nacional de Transporte Ferroviario, Antonio Luna- confirmamos que el gobierno nacional nos apoya en esta iniciativa y está buscando la concreción de este proyecto que esperamos que este año se materialice", indicó Pechen a La Mañana de Neuquén.

Sobre el nuevo ferrocarril, la vicegobernadora consideró que "como todos saben el tren es regional; va desde Chichinales hasta Senillosa y tendría una frecuencia de varios viajes diarios y sin duda permitiría la integración local y descongestionar el tránsito de las rutas que suele ser tan peligroso. Por supuesto, éste también facilitaría el transporte de estudiantes, de trabajadores y de todos los habitantes que se mueven en este tramo del Alto Valle. Creo que con este nuevo ferrocarril, se recuperaría un poco la importancia que éste tuvo en el desarrollo de nuestros pueblos".

"Acariciamos la idea de que, luego de extender el Tren del Valle, logremos llevarlo hasta Zapala, del antiguo zapalero. Recordemos que el tren es uno de los transportes más económicos y menos contaminantes que existen y respaldamos obviamente la promoción que se hace desde el gobierno nacional para reestablecer el funcionamiento de los ferrocarriles en toda la Argentina", señaló la vicegobernadora neuquina.

El proyecto de tren interurbano fue tomado desde el inicio de las actuales administraciones de Río Negro y Neuquén como política de Estado. En ese sentido, ambos vicegobernadores impulsaron el tren en instancias parlamentarias y también ante el gobierno nacional. De hecho, en abril pasado la Legislatura neuquina aprobó la ley 2579 que creó una comisión interpoderes e interestadual, con amplia representación institucional.

Si bien en un principio el encuentro entre las autoridades patagónicas y los funcionarios de Nación iba a contar con la presencia, del Secretario General del Transporte de la Nación Ricardo Jaime, pero finalmente el funcionario no estuvo presente.

Comentá la nota