Dengue: Ocaña asegura que "comenzó a bajar" el nivel de infección en el país

De todos modos, la ministra de Salud de la Nación reconoció que todavía "debe descender más". Según cifras oficiales, en la Argentina ya se detectaron 2367 casos.
La ministra de Salud de la Nación, Graciela Ocaña, aseguró hoy que en las provincias afectadas por el dengue "ya comenzó a bajar el nivel de infestación" de la enfermedad, aunque reconoció que todavía debe "descender más". Según las cifras oficiales, en todo el país ya se detectaron 2367 casos.

En diálogo con radio Mitre, la funcionaria reiteró que el dengue fue traído a la Argentina por ciudadanos de Bolivia, país donde hay más de 50 mil enfermos. Es que, según señaló, muchos de quienes provienen de ese país vecino portan las larvas de los mosquitos infectados.

"Por cuestiones comerciales y personales mucha gente transita y va hacia y desde Bolivia. El brote comenzó con personas que comercian con la zona de Bolivia", explicó la ministra.

Ocaña -quien ayer estuvo en Chaco, donde se registra el peor foco del virus- admitió que en esa zona hay "un núcleo bastante complejo" de la enfermedad. De todos modos destacó que en el país ya comenzó a bajar la cantidad de casos. "Con 50 mil casos de dengue en Bolivia y en una situación de mucha ida y vuelta hemos logrado bajar el nivel de infestación" de la enfermedad, afirmó. Aunque reconoció que todavía "hay que bajarlo más".

Para evitar nuevos casos, la ministra aconsejó el "uso de repelente" para los mosquitos y "eliminar los recipientes con agua", donde se reproduce el insecto. "No existen vacunas" para el virus, dijo Ocaña, y por eso remarcó que es fundamental la prevención.

Ayer, con datos del miércoles, se reportaron oficialmente 2.111 casos de dengue autóctono y 265 importados. Los autóctonos está en el Norte: en Chaco 1.031 casos; en Salta, 816; en Jujuy, 217; y en Catamarca. 47. Los muertos son dos.

Comentá la nota