Dengue: la nueva fase de eliminar los potenciales reservorios del mosquito ya cubrió 23 mil hogares.

Unos 23 mil hogares ya fueron visitados por las brigadas sanitarias alcanzado el accionar preventivo a unos 90 mil habitantes diseminados en 70 barrios capitalinos.
Desde el Ministerio de Desarrollo Humano se insistió en que "no se detendrá durante estos meses la acción preventiva, ya que todo lo que se continué haciendo ahora, contribuirá a que tengamos durante los meses de altas temperaturas una mayor tranquilidad".

También fue marcado el hecho de que a través de diferentes frentes de trabajo, que abarcan tanto los barrios de la ciudad capital como localidades del interior, se continua con el plan de refuerzo diseñado en el marco de la estrategia "Alerta 2009" que estableció una serie de trabajos preventivos contra el dengue.

Para tener una idea de la magnitud de las tareas, sólo en la primera fase de iniciado este esquema en la ciudad capital, se visitaron estas 23 mil viviendas, donde además de fumigarse se activaron otros procedimientos preventivos, que en esa etapa abarcó a miles de personas.

Las tareas de fumigado, colocación de larvicidas en taques cisternas, eliminación de posibles reservorios de larvas del mosquito trasmisor, concientización comunitaria, con un abordaje multisectorial, se seguirá dando tanto en regiones limítrofes como Clorinda, donde se montó la Base de Control de Vectores y Zoonósis, al igual que Ingeniero Juárez, otra puerta de riesgo por su ubicación geográfica no muy lejana a Bolivia, y en los demás puntos del interior.

valioso aporte

Dentro de las acciones de prevención que se ejecutan, los niños de las escuelas juegan un rol preponderante, dado que constituyen uno de los principales agentes de promoción sobre el particular.

En este sentido, la cartera Educativa prosigue con las jornadas tendientes a generar conciencia y conocimientos básicos ante escolares y docentes, como la de ayer en la Escuela Nº 209 del barrio Juan Domingo Perón.

El subsecretario de Educación, Pedro Acosta Román, junto a concejales como Hugo Garcia y Blanca Denis, estuvieron en el establecimiento acompañando este proceso que como se ratificara, no se detendrá.

Fue subrayado justamente como la escuela asumió su compromiso educativo de formar desde la concepción de promoción de la salud y en el marco de prevención de las enfermedades.

En cada uno de los años escolares, el docente instala el tema y lo

problematiza en relación al cuidado de la salud individual y colectiva, para lo cual se trabaja por ejemplo en identificar en dibujos, en láminas de casas, edificios, plazas, los sitios donde las hembras del mosquito Aedes Aegyti ponen sus huevos, y plantear modos de eliminarlos recomendados.

Otros organizaron a los alumnos en "grupos promotores de salud" para recorrer la escuela identificando y limpiando los sitios de riesgo comenzando por el aula, pasillos, baños, patios, galerías, otros espacios (recoger papeles, hojas de árboles, tapas de botellas, botellas descartables, restos de comida, etc.).

Además se genera conciencia acerca de que el cuidado del ambiente escolar y hogareño tiene que ser sostenido en el tiempo.

Una trinchera

Un amplio informe sobre "Cómo hizo Formosa para derrotar al dengue", acaba de ser publicado por la revista Gente, una de las mas importante del país, quien a través de sus enviados a la provincia realizo un minucioso trabajo de seguimiento a la tarea sanitaria que se viene ejecutando y que tan buenos resultados ha dado.

Pese a que limita con Chaco y Salta, muy afectadas por la epidemia, sus autoridades aún no reportaron ningún caso de esa enfermedad. Gente acompañó a las brigadas sanitarias que trabajan en la prevención y habló con el ministro Aníbal Gómez.

La falta de prevención, un alerta no escuchado, números silenciados, cifras ocultas, sinceramiento tardío, internas políticas, y el regreso de una enfermedad que ya había sido erradicada del territorio nacional. Desde que la epidemia de dengue dejó de ser invisible, se sucedieron los enfermos y las malas noticias.

Las provincias más afectadas desnudaron un abandono que se tradujo en miles de casos: según cifras oficiales, hasta el 8 de mayo Chaco había notificado 10.179 (casi el 50 por ciento del total del país, que suma 23.845), seguido por Catamarca, con 8.362, y Salta, con 2.311. En medio del foco, una curiosidad: la provincia de Formosa, que limita con Chaco, Salta y Paraguay (que también atraviesa un brote), no presentó, en lo que va del año, ningún caso de la enfermedad.

"Estamos contentos de que nuestra provincia no haya salido en los medios. Acá no tenemos casos de dengue, gracias a Dios. Hace mucho que venimos trabajando en el tema". En la voz de Norma Arce, voluntaria de la brigada sanitaria, se refleja el orgullo de los formoseños por reconocerse una excepción positiva. Saben que, en la carrera por combatir al mosquito, les llevan varios cuerpos de ventaja a sus vecinos. La experiencia de los brotes sufridos hace casi diez años dejó una lección, traducida en un trabajo intenso que hoy da sus frutos. La revista Gente estuvo en Formosa para relatar el trabajo de la provincia en su lucha contra el dengue.

"Formosa es una trinchera sanitaria, que impidió hace muchos años la entrada del dengue al país. Hoy no tiene ni un enfermo", comenta el doctor Aníbal Gómez, ministro de Desarrollo Humano. En el año 2000, los 57 casos que se detectaron en Clorinda, ciudad limítrofe con Paraguay, y los 74 de Ingeniero Juárez, pegada a la frontera con Bolivia, despertaron a las autoridades provinciales, que se pusieron manos a la obra.

"La acción tiene dos pilares: la participación de la comunidad a través del conocimiento y la intervención multisectorial del Estado. Lo más importante es la coordinación que se necesita para transformar ese conocimiento en una acción concreta", explica Gómez. Para eso se necesita de la ayuda de todos. "El tema del dengue está en la currícula de todas las escuelas –amplía-. El equipo de salud está capacitado para la detección precoz de la enfermedad, siendo que el bloqueo del foco es un tema fundamental. Ante la sospecha de un caso, se fumiga de inmediato el domicilio de la persona supuestamente enferma y ocho manzanas a la redonda. En este proceso intervienen voluntarios, fuerzas de seguridad, la Defensoría del Pueblo, los maestros y la comunidad", indica.

La provincia tiene 460 mil habitantes y está dividida en doce distritos sanitarios. Además, tiene cuatro bases de control y zoonosis: Clorinda, Ingeniero Juárez, Pozo del Tigre y Pirané, localidades de frontera en las que se fumiga todos los días. Durante el verano, cada distrito trabaja fuertemente en la fumigación espacial (que realizan las camionetas en los espacios públicos) y domiciliaria (se efectúa casa por casa, con maquinaria liviana), para combatir la presencia del mosquito adulto. Cuando llega el invierno se pone énfasis en el descacharrado para eliminar la presencia de criaderos de mosquitos.

Comentá la nota