El dengue neonatal y pediátrico genera desconcierto y temor

La transmisión del virus hacia el feto es algo extraordinario para la comunidad médica. Advierten las dificultades y desconocimientos que existen para diagnosticar la enfermedad en bebés y niños.

La epidemia del dengue castiga de manera sostenida a los argentinos. A medida que se intensifican las acciones oficiales para combatir la población del mosquito que transmite la enfermedad, ésta descubre nuevos objetivos para atacar y genera más resistencia.

Ahora la nueva amenaza es el dengue pediátrico y el neonatal. Es que ni siquiera el vientre de una madre es capaz de proteger a su bebé del temible virus. Lo sucedido en Salta es prueba elocuente de ello. En la localidad salteña de Orán nacieron dos bebés portadores del virus del dengue. (Ver página 5)

Esta situación puso en alerta a la comunidad médica de la provincia, dado que enfrentan una variedad de inconvenientes para oponerse a la epidemia, entre los que destacan la ausencia de información profesional sobre dengue neonatal y la complejidad que implica el diagnóstico pediátrico de esta enfermedad.

El riesgo en este caso es que el bebé padezca la enfermedad sin que los profesionales y los padres tengan conocimiento. En ese caso, la propagación de la infección en el entorno podría multiplicarse, sumado a un hecho aún más grave: que el menor que adquirió los anticuerpos del virus a través de su madre, podría padecer directamente dengue hemorrágico ante la primera picadura.

"Esto es totalmente novedoso para nosotros. Por esta razón nos reuniremos con los profesionales de infectología, salud pública y pediatría para evaluar los pasos a seguir", señaló el decano de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT) Horacio Deza. El encuentro tendrá lugar a primera hora de hoy y analizarán en detalle lo acontecido en la vecina provincia y plantearán acciones a nivel local. "Esto da una pauta de lo compleja que es la situación", afirmó el titular de la unidad académica universitaria, luego de advertir que la población debe prepararse para enfrentar al mosquito durante todo el año. La particularidad que presenta el dengue en los niños infectados, es que muchos bebés y menores de 10 años no presentan síntomas. El jefe de Epidemiología del Sistema Provincial de Salud (SIPROSA), Rogelio Cali, confirmó que son pocos los pacientes menores de edad portadores del virus. "En estos casos los síntomas son menos evidentes", explicó.

Si bien de los 1410 casos reportados oficialmente hasta ayer por el Ministerio de Salud Pública de la provincia, no se informó cuántos pacientes tienen menos de 10 años, se sabe que el porcentaje es mínimo. La explicación que dio a EL SIGLO un pediatra del Hospital de Niños, que prefirió reservar su identidad, es que los profesionales no están debidamente capacitados para diagnosticar la enfermedad. "Esto es algo nuevo para todos y diagnosticar dengue en un niño, es muy complejo", afirmó, tras confirmar que no existen en ese hospital pediátrico pacientes verificados con la enfermedad transmitida por el Aedes Aegypti. "Es muy probable que a muchos niños se los haya mandado a sus casas sin saber que tenían dengue", acotó el médico.

Es que algunos de los síntomas característicos de la enfermedad son dolor intenso de cabeza, dolor muscular y fiebre. Estas manifestaciones son habituales en los niños y más aún en los bebés con cuadros respiratorios o diarreicos. Es más, el riesgo de potencia ante una mala medicación dado que podría agravar el cuadro del paciente.

"El dolor es algo muy subjetivo y determinar con precisión los síntomas de un bebé es realmente complejo", acotó Deza, tras recomendar extremar la atención de los profesionales al momento del diagnóstico.

El ministro de Salud Pública Pablo Yedlin, trató con cautela la situación y afirmó que el tratamiento que se le brinda a un niño es el mismo que recibe un adulto. "No tenemos pacientes graves y observamos que la cantidad de casos diarios comienza a disminuir progresivamente", explicó el funcionario.

Al respecto, el gobernador José Alperovich señaló que el Gobierno seguirá trabajando en la prevención de la enfermedad durante el invierno, para que el próximo año no se repita la epidemia. "La prevención no va a parar en el invierno, para que en el verano las cifras sean menores", anunció, tras lo cual advirtió que "no hay que bajar los brazos y trabajar con los intendentes" para disminuir el número de casos. De hecho, la disminución de casos comenzó a registrarse en Río Chico, una de las localidades del país más afectadas por la epidemia.

El último parte informaba 563 casos. Sin embargo, la curva comienza a ascender en San Miguel de Tucumán. Hasta ayer fueron notificados 377 personas con la enfermedad. En cantidad de casos le sigue Tafi Viejo, con 120 pacientes y el departamento Cruz Alta, que identificó 91 personas con dengue.

Recomendaciones para viajar

Con más de seis mil casos de dengue y con la posibilidad cierta de que una verdadera multitud se haga presente el próximo domingo en la provincia de Catamarca, con motivo de la festividad de la Virgen del Valle, la vecina jurisdicción comenzó a trabajar en el fortalecimiento de las medidas preventivas. De igual modo, el Ministerio de Salud de Tucumán, lanzó una serie de recomendaciones para aquellos tucumanos que tengan previsto concurrir a la procesión mariana. En este sentido, recomendaron aplicar repelente en la piel expuesta. Si transpira o se moja, posiblemente tenga que aplicar el repelente con mayor frecuencia. La etiqueta del producto indica el tiempo de protección que puede esperar. También pidieron rociar la ropa con repelentes ya que los mosquitos pueden picar a través de la tela. Es conveniente utilizar camisas de manga larga y pantalones largos de colores claros.

En caso de que la habitación no disponga de aire acondicionado, lo prudente es utilizar mosquiteros en la cama. Asimismo, pidieron que ante síntomas de fiebre, cefalea intensa, mialgias, artralgias, dolor retroorbital, anorexia, alteraciones del aparato gastrointestinal y exantema, consulte al centro de salud más próximo.

Comentá la nota