Dengue: Muni ratifica que no fumigará

El combate. La comuna asegura que no es necesario, ante la ausencia de una epidemia. Apunta más al descacharrado casa por casa.

El subsecretario de Salud de la Municipalidad de Córdoba, Humberto Jure, descartó la realización de fumigaciones masivas para darle batalla al dengue. Resaltó que no son necesarias debido a que la ciudad "no se encuentra en epidemia" y detalló que la campaña comunal estará destinada al descacharrado y la eliminación de reservorios en las zonas de riesgo.

"Las fumigaciones sólo se indican en épocas de epidemia. La ciudad de Córdoba reportó 10 casos sospechosos de dengue y todos dieron negativo, por lo que no es necesario realizar un operativo de esas características", señaló el funcionario.

Jure destacó que sólo se elimina el 30 por ciento de la población de mosquitos cuando se utiliza este tipo de químicos. En cambio, al combatir la formación de huevos y larvas en los domicilios se realiza una acción más efectiva, según el subsecretario.

"Estamos trabajando en las zonas de riesgo de la ciudad. De acuerdo con el monitoreo aédico que realiza la Provincia, son sitios peligrosos los barrios Villa El Libertador e Inaudi, en el sur; Argüello, IPV Argüello, Villa 9 de Julio y Villa Allende Parque, en el norte; Nueva Córdoba, Bella Vista y Güemes en el centro. En esos lugares estamos trabajando con los centros vecinales y los CPC", resaltó Jure.

Bajo la lupa. Las fumigaciones masivas como recurso preventivo fueron descartadas por la Provincia ni bien anunciara el Plan de Lucha contra el Dengue y la ley que le dio origen. El Ministerio de Salud provincial asegura que estos operativos modifican la cadena alimenticia de los ecosistemas locales y mal acostumbran a la población a bajar los brazos contra la epidemia.

Sin embargo, en una entrevista concedida a este medio, el especialista en enfermedades tropicales y profesor de la Universidad Nacional de Córdoba, Hugo Pizzi, remarcó como ejemplo la tarea realizada en Formosa y Misiones. En el combate contra la fiebre amarilla, esas provincias realizaron fumigaciones y contribuyeron de esta manera a eliminar el vector.

A su vez, países como Cuba y República Dominicana utilizaron ese recurso junto con acciones preventivas de "descacharrado" casa por casa. En Córdoba, numerosos centros vecinales reclamaron los agroquímicos después de las copiosas lluvias registradas en las últimas semanas.

Otras acciones. Además del trabajo con los barrios, la Municipalidad capacitó a 305 de las 600 organizaciones no gubernamentales. También realizó un mapeo con gomerías habilitadas dentro del ejido municipal; las considera sitios de riesgo por la acumulación de agua en los neumáticos desgastados.

Durante el ciclo lectivo, se capacitaron docentes de las escuelas municipales sobre cómo incentivar los trabajos con temas preventivos.

En la ciudad funcionan 28 farmacias "espías"

En la ciudad de Córdoba ya están funcionando 28 farmacias "centinela", que contribuyen a detectar a tiempo casos sospechosos de dengue en un determinado sector. Se trata de establecimientos que reportan semanalmente a la Municipalidad sus ventas de antifebriles. La comuna actúa para detectar casos sospechosos y, eventualmente, un brote en aquellos lugares donde se registran incrementos en los expendios.

El sistema funciona desde setiembre y se creó a través de un convenio de la Municipalidad con el Colegio de Farmacéuticos de la Provincia de Córdoba. "La red de farmacias que funcionan como centinela reportan incrementos en las ventas de paracetamol, aspirinas y dipirona.

Especialistas del área de Salud de la comuna aseguran que este sistema permite predecir con cuatro semanas de anticipación un posible brote de dengue", detalló Sergio López, vicepresidente de la entidad.

Los reportes de cada farmacia son procesados por el Área de Epidemiología de la Municipalidad. Personal de la dirección acude a los lugares bajo sospecha y analiza los casos. Parte de los 10 pacientes bajo sospecha, cuyas muestras fueron enviadas al Laboratorio Central, fueron detectados a través de este sistema.

A favor.

COMBATE MOSQUITOS. Quienes defienden las fumigaciones como mecanismo de prevención del dengue aseguran que es un método efectivo para eliminar los insectos, aunque reconocen que sólo combate los adultos.

EFECTO RESIDUAL. Las provincias que utilizaron químicos habilitados para darle batalla a la fiebre amarilla reportaron menos casos de dengue que otras. Ambas infecciones se transmiten por mosquitos.

En contra.

AFECTA EL ECOSISTEMA. Los detractores de las fumigaciones aseguran que este mecanismo altera la ecología de cada sistema ambiental.

CREA MALOS HÁBITOS. Los habitantes de zonas en las cuales se utiliza este mecanismo suelen desentenderse del problema y le bajan los brazos al tema de la prevención.

NO MATA LAS LARVAS. Tampoco los huevos del Aedes aegypti. Sólo un porcentaje de la población adulta que circula en un determinado lugar.

Comentá la nota