Dengue. La Legislatura puso a La Rioja en ‘emergencia sanitaria’

Votó la ley que activa mecanismos para incrementar la prevención contra la enfermedad que registra miles de contagiados y es la peor epidemia de la historia. Comprarán un laboratorio para analizar la proliferación del mosquito.
La Legislatura provincial sesionó de manera extraordinaria este viernes en el recinto del Concejo Deliberante capitalino, a fin de declarar a la Provincia en "emergencia sanitaria" por 120 días prorrogables y autorizar la "adquisición inmediata" de un Laboratorio Entomológico.

Mientras tanto, el gobierno provincial confirmó que los dos primeros resultados de los análisis enviados a Buenos Aires resultaron negativos. El Ministerio de Salud remitió nueve supuestos casos de dengue en la provincia, por lo que se está a la espera, en los próximos días, de los siete análisis restantes.

Para el gobierno, en La Rioja, hasta el momento, existe un solo caso de dengue confirmado y es el considerado "importado" por tratarse de la mujer de Aimogasta que contrajo la enfermedad en la provincia de Catamarca.

El secretario de Salud, Elio Díaz Moreno, adelantó que para el próximo miércoles, la provincia contará con un laboratorio especial para analizar los casos sospechosos.

La provincia envió los supuestos casos de dengue al único laboratorio existente en el país en la materia, el Instituto "Julio Maistegui", ubicado en la ciudad de Pergamino, en la provincia de Buenos Aires.

Díaz Moreno sostuvo además que "si bien, constituye una buena noticia que hayamos descartado dos casos más, no bajaremos los brazos en la prevención del Dengue, porque sabemos que el virus está cerca de la provincia".

En cuanto a los siete casos restantes, de los que la provincia aguarda los resultados, Díaz Moreno, informó que corresponden a personas de la capital, Olta y la región contigua a Chilecito y agregó que "en los próximos días conoceremos los resultados, ya que en el laboratorio bonaerense se están analizando los presentados por otras provincias".

Por su parte, la directora de Epidemiología del Ministerio de Salud, Virginia Córdoba, explicó las diferencias entre el "dengue clásico" y "dengue hemorrágico".

"El paciente con dengue clásico, presenta síntomas como: fiebre de seis días o menos, cefalea intensa, dolor articular y muscular, dolor retro ocular, vómitos o pequeñas manchas rojas en la piel", remarcó la doctora.

Luego, explicó que "el dengue hemorrágico, se da cuando el paciente contrajo dengue previamente en otra temporada y es atacado nuevamente, entonces se puede producir el "choque de dengue" o "dengue hemorrágico", que representa un cuadro muchas más severo, porque entre el cuarto y quinto día, cambia radicalmente la sintomatología; de fiebre a hipotermia, hipotensión y hemorragia en algún órgano, generando el "shock de dengue".

El dengue se expande y ya es la peor epidemia de la historia argentina

La epidemia de dengue es la peor en toda la historia argentina. Nunca antes hubo tantos enfermos infectados con el virus a través de las picaduras de mosquitos. El brote mayor había sido en 2004, con 1.493 casos autóctonos en Salta, Jujuy y Formosa. Ahora, en cambio, la epidemia ya superó los 11.000 casos. Se expandió a provincias donde no había estado, como Tucumán, Catamarca y Chaco y produjo la muerte de al menos 5 personas.

"Es el peor año con el dengue", reconoció el director de epidemiología del Ministerio de Salud de la Nación, Juan Carlos Bossio. Según los registros nacionales, el número de casos autóctonos de dengue nunca había llegado a ser tan alto, ni tampoco el de casos importados. "Estamos en emergencia, por eso necesitamos que entre todos controlemos a los mosquitos", advirtió Delia Enría, la directora del Instituto Maiztegui e investigadora en dengue.

Hay registro de casos compatibles con dengue a partir de 1916, pero el virus recién se descubrió en la década del cincuenta. En 1963 se logró la eliminación del mosquito Aedes aegypti a través de la fumigación con el insecticida DDT y se controló la transmisión de la enfermedad.

Pero el mosquito volvió a atacar en 1983 en el norte argentino y llegó a dispersarse hasta Mendoza, La Pampa y Buenos Aires (ahora se encuentra en el 90% de la ciudad, aunque aún no se halló que alguno lleve al virus del dengue). Se dieron otras situaciones que desencadenaron la re-emergencia de la infección.

En 1997, se detectó que 20 personas habían contraído el virus del dengue al viajar a otros países. Un año después, se desarrollaron los primeros casos de dengue autóctono: eran 330 pacientes de la provincia de Salta que se enfermaron por las picaduras de mosquitos infectados.

Desde entonces y hasta 2008, se habían registrado 3.452 casos confirmados de dengue, de los cuales 2.943 fueron autóctonos. Fueron brotes ocurridos en diferentes localidades de las provincias de Salta, Jujuy, Misiones, Formosa y Corrientes (las únicas provincias que habían reportado casos autóctonos hasta el 2008).

La epidemia de este verano, en cambio, se disparó con todo. En Orán, Salta, la primer persona afectada sintió los síntomas del dengue el 3 de enero pasado. En la última semana de enero, se confirmaron en Caimancito, en Jujuy. Después, se desarrollaron los casos autóctonos de las provincias de Chaco, Catamarca, Tucumán y Corrientes, y hoy ya suman más de 10.000 casos de personas infectadas en su zona de residencia.

Aparecieron también viajeros que importaron la enfermedad en las provincias de Neuquén, La Pampa, Buenos Aires, Mendoza, La Rioja, Catamarca, Córdoba, Entre Ríos, Santa Fe, y Formosa y en la ciudad de Buenos Aires.

Comentá la nota